isolated 30 mayo
Medialabs Gif
 

8 casos en los que las redes sociales fueron demasiado lejos

8 casos en los que las redes sociales fueron demasiado lejos
Jueves, 21 de julio 2016

Más allá del divertido episodio de la madre que, al grito de "Ni Periscope, ni hostias", le arrebata el móvil a su hija al enterarse de que ésta anda siguiendo un streaming subidito de tono, las redes sociales mal empleadas pueden tener impactos muy negativos para los usuarios. Te dejamos 8 ejemplos para tomar nota en serio.

1. El pasado mes de mayo una estudiante del instituto Gleniffer de Paisley (Escocia) recibió una paliza a manos de sus compañeras de clase, mientras los demás observaban y se dedicaban a grabarlo todo en vídeo. Las imágenes resultantes fueron compartidas en Facebook y viralizadas rápidamente, lo que desató una nueva oleada de burlas y escarmientos físicos hacia la víctima.

2. También en mayo una francesa de 19 años retransmitió en directo su suicidio a través de Periscope. Alegando un desengaño amoroso, la joven había anunciado horas antes su terrible intención ante los más de 1.000 usuarios que estaban conectados en ese momento.

3. Igualmente espeluznante es el reciente caso de un hombre pakistaní que estranguló a su propia hermana alegando que ésta había mancillado el honor de su familia por su "inapropiado" comportamiento en las redes sociales. Y es que la modelo e influencer Qandeel Baloch contaba con 730.000 seguidores y dos días antes de su muerte escribió en Twitter: "Como mujeres debemos defendernos... como mujeres debemos apoyarnos las unas a las otras... como mujeres debemos mantenernos en pie". 

4. La modelo estadounidense Dani Mathers, chica Playmate 2015 de la revista Playboy, difundió en Snapchat un selfie tomado en un gimnasio de la cadena LA Fitness en California. Todo normal si no fuera porque la susodicha modelo se ríe de una mujer desnuda que aparece en el fondo de la imagen. La ocurrencia no hizo gracia a nadie y Mathers no sólo fue expulsada del gimnasio, sino que además perdió su trabajo como comentarista en un programa de radio local. ¡Bravo!

5. El enorme poder de difusión de las redes sociales permite el fomento de actitudes y prácticas nocivas para los usuarios, especialmente los más jóvenes e influenciables. Es el caso de absurdas modas que se extienden como la pólvora en Instagram e incentivan la anorexia como el #thighgap (espacio entre los muslos) o el #bellybuttonchallenge (reto que desafía a sus participantes a conseguir tocarse el ombligo mientras pasan el brazo por detrás de la espalda).

6. El ciberbullying se alimenta de las redes sociales para magnificar hasta límites insospechados el sufrimiento de sus víctimas. Sirva de ejemplo el caso de la joven canadiense Amanda Todd que, con apenas quince años, se quitó la vida tras ser linchada en las redes sociales a raíz de la publicación de una foto en Facebook del topless que hizo frente a la webcam para un extraño.

7. De cara a los numerosos viajes por carretera estas vacaciones conviene recordar el caso de un conductor temerario que fue detenido en Rivas-Vaciamadrid por retransmitirse en directo por Periscope mientras conducía a 200 km/h, expulsando coches de la vía y drogándose al volante. El joven, de 23 años, ha sido condenado a ocho meses de prisión y dos años de retirada del carnet de conducir.

8. Terminamos con el caso que anticipábamos al principio: una señora descubre a su hija siguiendo un streaming en el que aparece "un tío con la polla al aire". Ni corta ni perezosa le quita el móvil a la chica y, sin darse cuenta de que Periscope sigue grabando, la mujer se despacha a gusto: "Ni Periscope, ni hostias"; "Me tienes quemadísima"; "La mierda de los móviles"... 


Postgrado SEO julio 2016 pie

Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing