Digitas LBi
 

Airbnb: el rostro más amable de la economía colaborativa

Airbnb: el rostro más amable de la economía colaborativa
Lunes, 28 de diciembre 2015

"Somos un fenómeno protagonizado y liderado por personas", nos cuenta en entrevista Arnaldo Muñoz, General Manager de Airbnb en España, quien se enfrenta al reto de convencer a las autoridades y la industria hostelera de los beneficios del "home sharing".

¿Cómo es su labor al frente de Airbnb en España para mejorar las reticencias que las autoridades y los hosteleros tienen hacia el servicio?

Arnaldo Muñoz: Airbnb ha creado una nueva categoría de viajes. Cuando empezó se dio cuenta de que había una comunidad de personas que desean viajar de una manera diferente y más auténtica y que quiere conocer de primera mano los barrios. Para muchas personas esto no es una idea nueva, pero la tecnología hace posible que se creen conexiones entre los viajeros. La mayoría de los anuncios se encuentran fuera de las áreas más concurridas, descentralizando el turismo y dirigiendo muchos visitantes hacia nuevos barrios. Airbnb introduce oferta complementaria a la tradicional. Es importante que ésta tenga en cuenta los nuevos modelos basados en la economía colaborativa. En este sentido, la compañía ha mantenido conversaciones constantes con las diferentes administraciones en España y está deseosa de colaborar con todos para tener un marco legal claro y justo para compartir el propio hogar.

La compañía ha hecho muchas campañas muy preciosistas y originales a nivel mundial. ¿Hay planes de hacer un despliegue similar en España? ¿Buscáis también al espectador de televisión como otras ‘puntocom’? 

A.M. En junio se lanzó en España nuestra primera campaña en TV, para Cataluña (TV3 y 8TV), y online para el mercado de lengua en castellano. Esta campaña se llamó "Never a stranger" y explicaba la historia de Ellie, una viajera que escribe una carta a su anfitrión de Airbnb, donde traza un recorrido emocional a través de sus viajes, desde cómo responde a las preocupaciones de sus amigos acerca de alojarse con desconocidos, hasta el placer de viajar por todo el mundo haciendo amigos y aprendiendo la cultura local en el camino y experimentando el verdadero sentimiento de pertenencia a un lugar.

¿Qué puntos fuertes tendría que tener una legislación valiente para regular el ‘sharing’? 

A.M. Los anfitriones que se anuncian en Airbnb son gente normal que comparten su casa para ganar un dinero extra. En España, aproximadamente el 75% de los anfitriones comparte la casa en la que vive y casi la mitad reconoce que este dinero le permite seguir viviendo en su hogar. Un porcentaje parecido, el 77% solo tiene un anuncio.

Los anuncios de Airbnb se distribuyen por los barrios de las grandes ciudades y el 70% están fuera de las tradicionales zonas hoteleras. Todo ello contribuye a redistribuir los ingresos del turismo hacia los vecinos, las familias y los comercios de barrio.

Es importante tener en cuenta que es un fenómeno protagonizado y liderado por personas. Airbnb cree que una regulación justa es aquella que tenga en cuenta que se trata de una actividad llevada a cabo por ciudadanos y entre ciudadanos, no por profesionales. El ‘home sharing’ representa precisamente la esencia de Airbnb y de su comunidad. Sin embargo esta figura no está regulada en España, pero sí está reconocido en otros países que sí han entendido esa distinción como Holanda, Francia y el Reino Unido.

¿Cuáles son los pasos a seguir para seguir mejorando la confianza de los huéspedes?

A.M. Más de 60 millones de viajeros se han alojado con nosotros. En agosto, en la noche pico, más de un millón de personas en todo el mundo se alojaron en casa de un anfitrión que anunció su espacio en Airbnb. Hemos puesto en marcha medidas para aumentar la confianza en la plataforma. La más reciente es un seguro de protección para el anfitrión en 16 países. Se trata de una póliza de responsabilidad civil, gratuita, que cubrirá a con un millón de euros a los anfitriones que anuncia un espacio en Airbnb y, en algunos casos, a sus caseros, ante posibles daños que sufran los huéspedes de forma accidental dentro del alojamiento. También podrá cubrir a los anfitriones en las situaciones en que el huésped cause daños en la zona circundante al alojamiento.Tenemos un equipo de más de 150 personas que vela por la seguridad, herramientas para viajeros como la posibilidad de obtener información sobre el anfitrión antes de hacer una reserva, con perfiles detallados, opiniones, verificaciones y una plataforma de mensajería propia. Todo eso aparte de la verificación del perfil y los 800.000€ de garantía de protección para el anfitrión.

En muchos eventos a nivel mundial Airbnb ha servido para desbloquear las infraestructuras de la ciudad. ¿Está previsto promocionarlo en España para festivales de música y otros eventos que concentran gran cantidad de gente?

A.M. Esta asociación se produce en muchas ocasiones de manera natural. No hay que olvidar que Airbnb nació con el objetivo de hospedar, precisamente en un gran evento. En 2007, unas conferencias de diseño que se celebraban en San Francisco ocupó por completo la oferta hotelera de la ciudad. Dos de los fundadores de Airbnb, Brian Chesky y Joe Gebbia, decidieron ofrecer su casa, junto con el desayuno y la hospitalidad de unos locales, a los visitantes que asistían al evento.

Los Juegos Olímpicos de Londres fue el primer caso en Europa donde la comunidad de Airbnb jugó un papel colectivo ayudando de manera activa a hospedar un gran evento en una ciudad. También fue así en el Mundial de 2014 en Brasil y cada año lo es en eventos como Mobile World Congress en Barcelona, donde cerca de un 20% de los visitantes en esas fechas en la ciudad se aloja en el hogar de un anfitrión local. A finales de marzo Airbnb anunció un acuerdo con los organizadores de los JJOO para convertirse en proveedor oficial de alojamiento alternativo de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Es la primera vez en que Airbnb es elegida como socio oficial del mayor espectáculo deportivo mundial. 

La economía colaborativa mueve más 12 mil millones de euros actualmente, pero en 2026 subirá a 268 mil millones, según Price Watherhouse. ¿Crees que en España triunfará el cambio o los lobbys reacios a él?

A.M. Para que sigamos creciendo no es necesario que nadie pierda. La ocupación hotelera ha venido creciendo de manera sostenida en los últimos años y está a niveles récord. Airbnb cree haber facilitado que sea más gente la que viaje y está convencida de haber contribudo a ello. Europa ganó en 2014 20 millones de turistas adicionales con respecto a 2013 y un estudio reciente de PWC predice que el turismo seguirá creciendo en 2015 y 2016.

Kike Sarasola creó hace un año BeMate para competir con Airbnb: un servicio de casas con logística y servicios extra de su cadena de hoteles. ¿Cómo valora que surjan iniciativas a nivel local similares?

A.M. Airbnb esta a favor de que no existan barreras a la competencia y, este sentido, celebra que surjan iniciativas que aporten modelos innovadores.

¿Qué impacto ha tenido Airbnb en la economía de ciudades como Madrid o Barcelona?

A.M. En Barcelona, en un estudio publicado en 2104, Airbnb anunció que tenía un impacto económico de 128 millones de euros y 4.300 puestos de trabajo. Respecto a Madrid, en julio anunció que el efecto total sobre la economía era de 320 millones y la creación de 5.100 puestos de trabajo

A tu parecer, ¿cuáles son los secretos del triunfo de la plataforma y del gran salto que se produjo a partir de 2010?

A.M. No hay más secreto que los usuarios, anfitriones y viajeros, adoran el servicio.

Para terminar, déjanos una definición breve de “economía colaborativa”.

A.M. La economía colaborativa es un movimiento socieconómico que aboga por que las personas podamos utilizar de manera más eficiente los recursos gracias a la tecnología y a Internet, pudiendo escoger si se obtiene o no una contraprestación por ello. Compartir la casa en la que uno vive coincide a la perfección con ese concepto.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing