Onlineprinters mayo 2016
 

Cómo conseguir que una app destaque sobre las demás

Cómo conseguir que una app destaque sobre las demás
Lunes, 22 de agosto 2016

Al igual que las páginas web recurren al SEO para aparecer en la primera página de Google, las aplicaciones móviles deberían echar mano del ASO (App Store Optimization) para optimizar su visibilidad en un mercado saturado de oferta.

Las aplicaciones móviles han venido a revolucionar nuestros hábitos tradicionales en todos los sentidos de la vida. En el ámbito de la salud nos permiten controlar nuestras constantes vitales o el tratamiento personal y concertar citas con el médico. En el de la amistad, podemos comunicarnos y conocer a personas nuevas. En el del deporte, contribuyen a mejorar nuestro entrenamiento. En el de la formación, nos dan acceso a miles de programas de aprendizaje de la materia que se desee.

En el laboral, nos ayudan a incrementar la productividad, mantenernos informados, compartir archivos y documentos, editar imágenes y textos o trabajar en equipo. En el del hogar, podemos controlar la seguridad, planificar, mantener un registro de los gastos y manejar dispositivos a distancia con un simple clic. Por no hablar del ocio, la música, los juegos (inevitable mencionar el abrumador éxito que ha experimentado el Pokemon Go, cuya app, dotada de realidad virtual, traslada a los mágicos personajes al mundo físico).

Y, por supuesto, como comentaba más arriba, han transformado el comercio y el modo de hacer los negocios, ya que, si los clientes son móviles y digitales, los servicios de las compañías también lo tienen que ser. De hecho, el último informe de The App Date de 2015 confirma que compramos tres veces más a través de una app que de un navegador móvil, puesto que proporciona un acceso directo al contenido, y que España ocupa el quinto lugar en el ranking mundial del mCommerce.

Concretamente, uno de los sectores que más está evolucionando a raíz de las apps es el financiero. Hasta tal punto está creciendo el número de personas que utilizan la ‘banca móvil’ que para 2016, Pricewaterhouse Coopers prevé que se incremente un 64% en detrimento de los canales tradicionales.

No olvidemos que estamos en el país con mayor penetración de smartphones de Europa (un 81%), y que 27,7 millones de españoles usan apps a diario. Además, España también está a la cabeza en cuanto a número de eartly adopters —los primeros usuarios que están dispuestos a probar las últimas novedades tecnológicas y contratar nuevos servicios—, por delante de Brasil, Reino Unido, Alemania y Argentina.

En nuestro mercado, el 54% de los usuarios declara tener entre 1 y 20 apps descargadas en su smartphone mientras que el 75% dice tener entre 1 y 30 en su tableta. Según los datos que recoge el Manual ASO 2016, elaborado por Tribal Worldwide Spain junto a PickASO e IAB Spain, el promedio de las instaladas en smartphones es de 13,2 y el de las de tabletas es de 9.

Nos encontramos con que cada día se suben nuevas apps a las tiendas. En la actualidad, cuentan con la exorbitante cantidad de más de 3,1 millones de apps, 1,6 millones en Google Play y 1,5 en App Store. Sin embargo, muchas pasan desapercibidas y muchas otras son las llamadas zombies, que aunque un día se publicaron, nadie las instaló o las volvió a abrir tras su instalación.

¿Cómo conseguir que la app de una compañía destaque ante el enorme volumen que ofrecen las tiendas? Evidentemente, tendrá que ser lo más atractiva posible, ser muy sencilla de manejar y aportar valor al usuario para aportarle la mejor experiencia. Sin embargo, de nada servirá que sea de lo más extraordinaria si no aparece bien a la vista en las listas de las tiendas para que a los consumidores les apetezca descargársela y, sobre todo, utilizarla. Porque, como afirma el dicho popular, “lo que no se ve no existe”.

La respuesta es muy sencilla. Igual que para el SEO de un site es fundamental aparecer en la primera página de Google, en el mercado de las aplicaciones es donde el ASO, App Store Optimization, se convierte en una estrategia de posicionamiento imprescindible para obtener la máxima visibilidad, aumentar el número de instalaciones y maximizar así los ingresos.

Y es que nos encontramos con un mercado, el de las apps, que en 2020 moverá más de cien mil millones de dólares, como anticipa la consultora americana App Annie. Un panorama en el que el ASO, por tanto, se convierte en una imperante necesidad.

Por Juan Alberto Bodas, Head of New Media de Tribal Worldwide Spain


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing