Exponential septiembre 2016
Medialabs Gif
 

Aviva emociona con historias reales

Aviva emociona con historias reales
Viernes, 25 de octubre 2013

La aseguradora Aviva lanza una campaña de Branded Content en la que personas anónimas cuentan sus experiencias de vida y superación.

Aviva, aseguradora europea en vida y pensiones, ha presentado Vidas llenas de vida, una campaña de Branded Content desarrollada íntegramente online que cuenta con ocho personas anónimas de entre 65 y 86 años como protagonistas. Todos ellos relatan sus historias de vida extraordinarias y ponen a disposición de todas las generaciones su experiencia personal en el camino para buscar la felicidad y superar los obstáculos. Se pone así cara y voz a los valores sobre los que se sustenta la compañía: futuro, optimismo, energía, esfuerzo, superación y compromiso. Y es que las historias de vida de los protagonistas se convierten en ejemplos de éxito aplicables al ámbito profesional y personal de personas de cualquier edad y condición.
 
La campaña arrancó con una sesión de coaching conducida por la periodista Lourdes Maldonado en ESIC Business & Marketing School. 200 asistentes, entre profesionales y estudiantes, fueron convocados para conocer a un gran pintor, una gran comunicadora, un gran escritor, una gran deportista, un gran headhunter, un gran recordman, un gran piloto y una gran atleta. La aparición sorpresa de los protagonistas de la campaña originó un debate enriquecedor en torno a la importancia de superar los límites para lograr el éxito.
 
Ver, emocionar, compartir
El eje elemental de la campaña reside en la página web www.vidasllenasdevida.com donde el usuario puede conocer todos los detalles biográficos de los protagonistas y visualizar las historias de estas personas extraordinarias contadas en primera persona.
 
Además, se potenciará la interactividad y la conversación con los miembros de la comunidad en Facebook, Twitter y YouTube, y se trabajará de forma considerable la perspectiva viral de estos materiales.

 
Los protagonistas

- Vicente de Antonio (Huesca, 68 años). Su pasión desde pequeño fue la aviación. Sin embargo, a causa de una enfermedad de corazón, le dijeron que no podría volar y convertirse en piloto. Vicente trabajó en la Seguridad Social, pero con los años encontró la fuerza para superar sus propios límites y comenzó a construir su propio avión pieza a pieza. Ha hecho realidad su sueño y surca los cielos con sus propias alas.
 
- Lasse Mejlaender (Noruega, 70 años). Este cazatalentos afincado en Málaga dedica sus esfuerzos a ayudar a españoles en paro a encontrar empleo en Noruega y a enseñarles el idioma local. Su exitosa iniciativa ha tomado forma de entidad sin ánimo de lucro en la Asociación por el Empleo: Objetivo Noruega. Con su ayuda, muchas personas ya han encontrado trabajo.
 
- Ataúlfo Casado (Madrid, 65 años). Tras toda una vida entre lienzos y pinceles, Ataúlfo perdió la vista por completo a los 41 años de edad, lo que le obligó a acabar con su carrera como artista. 20 años después decidió devolver el color a su vida y retomó su pasión por la pintura para que los demás puedan mirar y emocionarse. 

- María Rodríguez (León, 78 años). Es un ejemplo de madre coraje que cuidó y sacó adelante a sus doce  hijos trabajando en un puesto de churros. Competidora incansable, decidió ir todavía más allá de esta proeza y entrenar para llegar más lejos. A los 75 años se convirtió en campeona de España de atletismo en la categoría senior, además de haber conseguido muchos otros premios en este deporte. 

- Carmen Delgado (Madrid, 86 años). Desde pequeña soñaba con ser corresponsal de guerra, pero pasó su vida ayudando a los demás como madre y esposa. Después de quedar viuda, decidió matricularse a los 77 años en Periodismo e inició su vida universitaria, compartiendo pupitre con dos de sus nietos, con los que se licenció. En la actualidad, está a punto de acabar su primer libro.

- Montse Mechó (Cataluña, 80 años). Fue una de las primeras mujeres submarinistas del país y es campeona de España de 500 y 100 braza de su categoría. El sueño de su vida siempre fue sentir la adrenalina de un salto desde un avión. A sus 49 años reunió el coraje de saltar en paracaídas de la mano de su hijo. Desde entonces no ha parado, ya va camino de los 1.000 saltos.

- Enrique Tezanos (Cantabria, 78 años). Cuando este ebanista de oficio se jubiló, se compró una bicicleta y se lanzó al velódromo de su pueblo. Tras 12 años y 4 meses pedaleando, consiguió batir un récord: cubrir 200.000km en bici dando 250.000 vueltas, con una media de 60 y 80 km diarios.
 
- José Fernández (Jaén, 75 años). Funcionario e ingeniero de profesión, pero poeta y escritor de corazón. A los 75 años decidió embarcarse en su gran sueño de escribir una novela. Nunca le detuvieron en la búsqueda de sus sueños personales ni los dos cánceres que ha padecido.


Postgrado SEO julio 2016 pie

Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing