Digitas LBi
 

Buenas prácticas en marketing de afiliación

Buenas prácticas en marketing de afiliación
Viernes, 05 de abril 2013

En el año 2012 el marketing de afiliación -especialidad online centrada en la obtención de resultados- recibió una inversión de 35,93 millones de euros en España.

Uno de los objetivos de IAB Spain es la regularización y estandarización de las prácticas del sector de la publicidad y la comunicación digital en España. Como respuesta a esta inquietud, y después de identificar un conjunto de problemas generales y crecientes en los últimos años, la Comisión de Afiliación de la Asociación -formada por las empresas Affilinet, Antevenio Performance, Commission Junction (Valueclick), Microsoft Advertising, NetAffiliation, Public-Ideas, Publimedia Gestión, Tradedoubler y Zanox- ha elaborado un documento con la intención de definir unas normas de básico cumplimiento en la relación entre anunciantes, editores, redes y agencias con el fin de asegurar que esta industria mantiene su reputación y los niveles de crecimiento de los últimos años.
 
El documento de buenas prácticas supone una guía de recomendaciones para el incre­mento de la transparencia entre los comerciantes online y los sitios web afiliados. Esta transpa­rencia redundará en un incremento de la efectividad del marketing de afiliación y posibilitará el cumplimiento de los estándares de la industria. El objetivo de esta guía consiste en el incremento de la eficacia de las tareas de todas las partes impli­cadas en esta actividad y en el mantenimiento de la reputación de la industria, lo que se consi­gue a través de un conjunto de reglas clave para los comerciantes online y los soportes afiliados.
 
Según el documento de buenas prácticas, la transparencia en las siguientes áreas detalladas se considera imprescindible en un programa de afiliación:
 
1.    Condiciones de remuneración de los afiliados: establecer con exactitud las condiciones por las que serán (y no serán) remunerados los afiliados, lo cual significa definir las acciones válidas y los costes que han de quedar excluidos.
2.    Duplicaciones: para evitarlas, es preciso definir de forma inequívoca los posibles canales que pueden derivar clientes y la propia lógica del sistema.
3.    Tipologías de afiliados: identificar a los potenciales afiliados que mejor pueden promover un producto o marca.
4.    Plazos: los afiliados deben conocer con antelación suficiente, cualquier cambio que pudiera alterar los términos de su colaboración para poder respetarlos.
 
Buenas prácticas en marketing de afiliación
 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing