Samsung abril 2019
 

Acción de Babbel por un lenguaje inclusivo en Rusia 2018

Acción de Babbel por un lenguaje inclusivo en Rusia 2018
Lunes, 02 de julio 2018

En ruso coloquial, se utilizan las expresiones "estoy detrás de mi marido" y "tengo mujer" para explicar el estado civil de mujeres y hombres respectivamente. Una pareja gay o lesbiana no puede, por tanto, decir que está casada. La nueva campaña de Babbel quiere combatir esta discriminación.

Con el fin de reivindicar la igualdad para la comunidad LGTB, la app Babbel ha querido aprovechar la celebración del Mundial de Fútbol y el mes del Orgullo Gay para mostrar su amor por los idiomas y lanzar una campaña, junto con nuevos cursos de ruso, a través de la iniciativa "Babbel para todxs". La campaña se difunde en estaciones de metro de Madrid y Barcelona tan emblemáticas como Atocha, Plaza Castilla, Catalunya o Sants. Además tendrá un soporte mediático a través de colaboraciones con influencers y acciones social media bajo el hashtag #BabbelForAll.

La riqueza de la diversidad

Uno de los valores principales de Babbel es la diversidad de su plantilla, un equipo compuesto por personas de hasta 53 países. Los lingüistas especializados en la creación de estos cursos trabajan para que la desigualdad de género en el lenguaje deje de ser un problema y así cumplir uno de los objetivos de la compañía alemana: luchar para que en la sociedad actual se establezca un equilibrio entre ambos géneros. Con el fin de contribuir, Babbel escoge cuidadosamente los temas y contenidos visuales para conseguir que el usuario relacione la imagen y el vocabulario inconscientemente y así implantar indirectamente una visión de respeto por la diversidad.

Los lingüistas de Babbel han encontrado en algunos idiomas valores negativos en cuanto a igualdad y diversidad. Por ejemplo, el castellano está gramaticalmente muy influenciado por un enfoque de género, con palabras masculinas y femeninas que, inconscientemente, siguen teniendo un gran impacto en la percepción de la igualdad de hombres y mujeres. Un ejemplo de un granito de arena para la inclusión en el lenguaje es la palabra "todxs". El uso de esta opción socialmente inclusiva ya se ha popularizado particularmente entre los miembros de la comunidad LGTB, aunque aún no sea gramaticalmente correcta.

El porqué de la campaña

Centrándonos en la discriminación en el lenguaje, en el ruso coloquial existen dos expresiones para decir “estoy casado” y “estoy casada”. Una de ellas es la que diría una mujer: Я замужем (Ya zamushem), que literalmente significa “estoy detrás de mi marido”. La otra es la que utiliza el hombre: Я женат (Ya shenat), que significa “tengo mujer”. Esto quiere decir que una pareja gay o lesbiana no podría decir que está casada. A la dificultad lingüística se suman todas dificultades aún mayores para la comunidad LGTB en Rusia.

Con esta nueva campaña, Babbel ha intentado extender el uso del idioma ruso para que sea más inclusivo. Se ha utilizado la expresión Я замужем (Ya zamushem, de la mujer, “estoy detrás de mi marido”) junto con la imagen de dos hombres que se abrazan. Además, se ha utilizado la frase Я женат (Ya shenat, del hombre, “tengo mujer”) con la imagen de dos mujeres y se ha añadido la -a final, que en la gramática rusa identifica un nombre femenino, Я жената (Ya shenata), una expresión que no existe en ruso.

Además de la campaña,  Babbel, ha creado cursos específicos de ruso, uno de sus catorce idiomas de aprendizaje, de cara a ayudar a esas personas que tengan pensado viajar a Rusia para seguir de cerca los partidos de fútbol. Así, todxs los visitantes podrán hablar ruso cuando y como quieran y, sobre todo, sin prejuicios.


Grupo Control