Samsung abril 2019
 

"Fingering Stories", el entrenador sexual de los preservativos Control

'Fingering Stories', el entrenador sexual de los preservativos Control
Martes, 12 de marzo 2019

Parece ser que 6 de cada 10 mujeres no llegan al orgasmo y muchas de ellas lo fingen para complacer a su pareja. La marca de bienestar sexual CONTROL se ha propuesto abordar este problema abriendo un cuenta en Instagram con historias para enseñar a estimular a las mujeres con un enfoque lúdico.

El 7º Barómetro "Los jóvenes españoles y el sexo", elaborado por los preservativos CONTROL, revela que un 59.7% de las españolas reconoce tener problemas para llegar al orgasmo, frente al 23.3% de los hombres. Algo ante lo que, hasta un 56.4% de las afectadas, tiene que recurrir a fingirlos ‘para no hacer sentir mal a la pareja’.

Para ayudar a acabar con esta desigualdad en materia de orgasmos, darle visibilidad a este problema y promover el disfrute por igual de las parejas en sus relaciones sexuales, Control lanza "Fingering Stories", el primer `sex trainer´ de Instagram con el que los usuarios podrán interaccionar haciendo `tap´ en las historias y ver cómo se estimulan las distintas zonas sexuales, con un enfoque lúdico y educativo.

Esta campaña de historias incluye ejercicios para hacer `tap´ tanto en la zona del clítoris, como alrededor de los pezones y de la zona perianal. Todos ellos, con el objetivo de concienciar al público masculino de la importancia de trabajar correctamente las zonas erógenas de la mujer para que, en la cama, el placer sea siempre cosa de dos.

Según datos del Barómetro, más de uno querrá poner en práctica estos ejercicios como juegos preliminares, teniendo en cuenta que hasta un el 86.5% de los encuestados confiesa dar mucha importancia a este momento previo de excitación antes del acto sexual.  En este caso, hasta ahora los besos se imponían como los preliminares preferidos para un 77.8%, seguidos de cerca por los masajes y las caricias (74.6%), aunque seguro que muchos toman nota de estos ejercicios de la campaña ‘Fingering Stories’ de Control.

 


Grupo Control