Digitas LBi
 

Consejos para ser más creativos (8ª parte)

Consejos para ser más creativos (8ª parte)
Martes, 07 de octubre 2014

Los profesionales siguen dándonos sabios consejos: "Haz el amor en la oficina" (Redbility); "Si el niño interior se descojona, es que vamos bien" (Eugenio Sanz, de DigitasLBi); "La creatividad es más emocional que cerebral" (Laura Domínguez de MEC).

Santiago Revellado, director General de Medialabs

1. Estar atento a las creaciones más innovadoras. Siempre pueden darte nuevas ideas.

2. Trabaja sin estrés, pero centrado en los objetivos.

3. Apunta las ideas, por descabelladas que te parezcan ahora.

4. Relaciónate y abre tu mente; no vivas siempre dentro de tu zona de confort.

5. Trabaja en equipo (compartiendo tus ideas y absorbiendo las de los demás) y comenta tus ideas con alguien completamente ajeno a tus problemas y restricciones habituales: es posible que te aporte un nuevo punto de vista.

Equipo de Redbility

1. Antes muerto, que aburrido. Disfrutar con lo que hacemos, ver las cosas desde un prisma diferente al establecido, buscar siempre la solución y no el enfrentamiento/conflicto, buscar el lado positivo de las cosas y crear desde la risa tiene muchos beneficios para nuestro desarrollo profesional.

2. Arriésgate, atrévete… ¡no seas previsible! Decía Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Como en una relación de pareja, si caemos en la rutina terminaremos aburriéndonos y aburriendo a los demás. La creatividad no está en nuestra zona de confort.

3. ¡Qué vivan los feos! El 90-60-90, los cánones de belleza y lo ‘bonito de manual’ son enemigos de nuestra creatividad porque la limitan a lo establecido. Cuando ‘el feísmo’ sale de paseo, triunfa. Si no, que se lo digan a las sandalias ‘Birkensocks’, a la británica ‘Ugly Models’ o al Instagram de Cara Delevingne…

4. Haz el amor en la oficina. No nos referimos que tengas un ‘affaire’ (o sí) con tu compañero de trabajo, sino que vivas ese trabajo como si de una aventura clandestina con Charlize Theron o Brad Pitt se tratara. Para crear y parir una idea hay que hacer un cóctel afrodisiaco de pasión y cariño por lo que hacemos, esfuerzo para llegar a la meta, ritmo, compás y atrevimiento para salir de lo establecido.

5. Hay vida más allá de tu PC. Si no hemos necesitado mandar emails porque había cartas, ni ligar en Tinder porque sabíamos decir piropos a la cara, ni hacernos ‘selfies’ que subir a Instagram porque veíamos y hablábamos con la gente más allá de Line y Whatsapp, ¿por qué la tecnología va a ser quien ponga los límites? Permítete pensar más allá, no le hagas trampas a tu imaginación, coge una servilleta y un lápiz y dibuja lo que tienes en tu cabeza. Tu imaginación vale mucho más que el último modelo de Apple. Y la solución tecnológica ya aparecerá…

Eugenio Sanz, Senior Social Media Strategist de DigitasLBi España

1. Piensa en GRANDE pero con el ojo puesto en el presupuesto, no todos los clientes pueden tirar a un tío desde el espacio pero no por ello tenemos que conformarnos con los esquemas de siempre.

2. Pon un unicornio en tu vida. Deja que la magia envuelva tus ideas. La sorpresa, lo inexplicable, lo fantástico… es el orgasmo del cerebro del espectador/consumidor.

3. Cuéntale tu idea a tu niño interior. Plantéate qué sentías cuando descubrías un rincón secreto en el parque cuando o te contaban una historia de terror en una tienda de campaña a la luz de una linterna de campamento. Si el niño interior se descojona, es que vamos bien.

Laura Domínguez Doval, directora de estrategia y marketing en MEC

1. Zigzag.  Ser lineal sin ir contracorriente o al menos, sin virar la dirección, es negarse a encontrar nuevas fórmulas posibles. Por eso, echar un vistazo izquierda, derecha o incluso a la espalda de lo de siempre, es la mejor ventana por la que saltar para encontrar un pensamiento original y disruptivo.

2. Filetear. A veces conseguir la solución total es imposible ( es imposible casi siempre) y la única manera de poder acotar los tramos es trocear el problema, filetearlo para ir hilvanando pequeñas ideas que en su visión final adopten fortaleza, originalidad y potencia

3. Riesgo porque el que no se arriesga no gana…y disfrutar de ese momento en el que ninguno de los dos pies está en el suelo

4. Hambre de ideas comestibles que puedan digerirse en cualquier momento  y nutrir soluciones  ricas en valor.

5. Empatía. Plantearle a otro una solución o un concepto que destierra lo que hasta ahora era bienvenido requiere de mucha mano izquierda y de unos pies capaces de ponerse en los zapatos de aquel al que le vamos a cambiar la ruta.

6. Determinación. La voluntad de querer conseguir un objetivo o alcanzar un propósito es fundamental a la hora de ser creativo…Puede que las ideas surjan por casualidad, pero sólo la resolución como actitud conseguirá pulir todo su potencial o, en otro caso, encontrar aquella idea que resuelva de manera eficaz lo que nos ocupa. Con la meta siempre a la vista.

7. Sagacidad y mucha curiosidad  para alcanzar lo que es difícil de conocer o descubrir y, a través de ella, asociar conceptos aparentemente divergentes. 

8. Audacia. Una buena estrategia casi siempre es una estrategia audaz, atrevida, que plantea un vuelo arriesgado y valiente para conseguir soluciones

9. Corazón. La creatividad en la mayoría de los casos es más emocional que cerebral.

10. Empaquetar y no dispersar las ideas para conseguir el mayor impacto posible al presentar las ideas.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing