Onlineprinters mayo 2016
 

El comercio electrónico, en alza

Lunes, 29 de abril 2002

La AECE ha publicado un año más su estudio sobre B2C según el cual durante 2001 el comercio minorista on line en España movió 525 millones de euros. En él queda reflejado que cada vez hay más compradores on line, más satisfechos y más dispuestos

El comercio electrónico en España al consumidor final (B2C) movió un total de 525,12 millones de euros el pasado año 2001, cifra que supera lo previsto por la Asociación Española de Comercio Electrónico (AECE) cifrado en 459,31 millones de euros, pero que continúa siendo un porcentaje ínfimo del total del comercio minorista español -alrededor de un 1%, porcentaje muy reducido en comparación con el resto de países-.

Los más de 525 millones de euros -o en la obsoleta peseta 87.000 millones- generados por el comercio minorista on line el pasado año viene a significar un incremento de más del doble respecto al volumen de ventas del año 2000, que en aquella ocasión fue de 204,34 millones de euros. 

El estudio promovido por la AECE, de cuyo trabajo de campo se ha encargado la consultora de Internet EYEGLUE.net, ha encuestado tanto a particulares -4.200 personas mayores de 14 años-, muestra ampliada con la incorporación de 537 compradores on line, como a empresas -igualmente 4.200 repartidas entre los distintos sectores-.

 

¿Qué dicen los usuarios?

Según se desprende del estudio, son más de un 1,1 millones de españoles quienes compraron o realizaron algún tipo de contratación por Internet el pasado año, de los cuales el 93,4% se sienten siempre o casi siempre satisfechos con el artículo adquirido on line, y sólo el 5,4% declaran que no siempre se han cumplido sus expectativas.

Entre los compradores coinciden en que los motivos principales que les indujeron a comprar on line fueron la comodidad (en un 46,1% de los casos), seguido del precio (declarada por un 19,2% de los encuestados), la mayor accesibilidad (10,6%). Asimismo, para el 8,3% Internet era el único medio disponible para adquirir determinados productos, mientras que el 7,5 % valoró la rapidez, y el 4,4% compró on line "por probar". 

A este respecto, Fernando Pardo, presidente de la AECE, señala la tendencia de que la comodidad es para cada vez más gente el motivo principal de comprar on line en detrimento de porque se venda a un precio más bajo, algo que es positivo para el sector "el cual no quiere vender más por ser barato sino por dar al usuario un mejor servicio".

Por su parte, quienes utilizan Internet pero no para comprar, alegaron en un 27,4% de los casos falta de información -dato significativo de que el sector no se está promocionando lo suficiente- mientras que el 26% de los entrevistados no ha descubierto -todavía- las ventajas de utilizar este canal.

Un año más, la música (28,4%) y los libros (26,5%), son los productos más comprados por Internet a los que siguen de cerca los "contenidos para adultos" (26,3%), el software (18,8%), la electrónica (18%) y las reservas de viajes (17,8%).

Una de las notas positivas del estudio es que los internautas cada vez "se fían" más de Internet como demuestra el hecho de que esté disminuyendo el nivel de desconfianza en el sistema de pago, ya que sólo el 18,6% han alegado este hecho como motivo por el cual no han comprado on line. "No hay por tanto miedo por motivos de seguridad sin embargo los usuarios sí lo tienen cada vez más por perder la intimidad al facilitar datos personales", señala Pardo.

Los internautas españoles siguen utilizando mayoritariamente las tarjetas de crédito como medio de pago on line (49,7%), seguido del contra-reembolso (36,6%) y de la domiciliación bancaria (8.9%). A este respecto, Pardo advierte que si bien la tarjeta de crédito no cede su hegemonía como medio de pago preferido si que es verdad que su uso se está reduciendo. "Probablemente porque las tiendas virtuales españolas ofrecen y/o prefieren otras alternativas, que no ofrecen las tiendas extranjeras ya que en éstas el uso de la tarjeta de crédito va en alza". Consecuencia de ello es el cada vez mayor uso en nuestro paós de la transferencia, método utilizado por el 7,4% de los compradores on line.

Una de las asignaturas pendientes de los últimos años del comercio electrónico era la logística y en palabras de Pardo "no ha mejorado lo suficiente y no ha sabido mantener el elevado nivel de servicio que ofreció en las Navidades de 2000". En este sentido, el 79,9% de los compradores consideran que la entrega de los pedidos ha sido buena y únicamente el 4,7% declaran haber sufrido algún percance.

 

La otra cara de la moneda

El estudio de la AECE no sólo tiene en cuenta la valoración de los usuarios sino también la de la otra parte: las empresas minoristas españolas. De ellas, el 39,4% de las empresas españolas de uno o más empleados tienen página web y el 6,5% utilizan la Red para vender sus productos o servicios. ¿Por qué se han decidido a vender sus productos on line? La respuesta mayoritaria sigue siendo, como en años anteriores, la de ampliar mercado (54,2%), mientras que la reducción de costes (22,6%) y el recibir pedidos (16,1%) han escalado posiciones respecto al estudio de 2000, en detrimento del servicio al cliente (16%).

Un 36% de estas empresas declaran no haber encontrado obstáculos importantes a la hora de vender on line, si bien un 23,2% mostraron su preocupación por la desconfianza en el sistema de pago y un 13,9% por la falta de hábitos del consumidor.

Además es tónica general entre la mayoría de empresas el no haber detectado ningún caso de fraude -aunque un 6% ha tenido algún percance por tarjetas indebidas-. 

Además, el estudio también refleja la actitud que van a adoptar a corto-medio plazo las empresas que si bien tienen presencia en Internet pero todavía no utilizan este canal para vender. De ellas, un 26% esperan hacerlo en breve. Respecto a las empresas que aún no están presentes en Internet, el 30% creen que en un futuro llegarán a vender on line. Sin duda a ello contribuirá la reducida inversión necesaria para poner en marcha un negocio virtual, como queda patente en que más de un 34% de las empresas encuestadas declaran haber invertido menos de 30.000 euros, siendo la respuesta de un 13% de las mismas "menos de 1.800 euros".


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing