Digitas LBi
 

Crowdfunding: impulso emprendedor vs burbuja de financiación

Crowdfunding: impulso emprendedor vs burbuja de financiación
Martes, 30 de abril 2013

El 2012 ha supuesto el boom del crowdfunding en España despertando un debate entre quienes lo consideran un nuevo modelo de negocio que favorece el emprendimiento y la cultura frente a quienes creen que se trata de un modelo insostenible

Ya todos conocemos cuáles son los principales en los que se basa el crowdfunding: un usuario con un proyecto y talento se lanza a través de estas plataformas online dando a conocer su proyecto y el dinero que necesita.

Es el sueño de todo emprendedor que cuenta con una gran idea y ha elaborado un buen proyecto: a la hora de ponerlo en marcha, necesita financiación, y encuentra en esta plataforma online un medio que además de aportarle fondos necesarios le permite diferenciarse del resto y alcanzar el éxito si enfoca su negocio en un nicho de mercado.

Y precisamente parece ser que la financiación colectiva vive sus días dorados, mientras crece a ritmo vertiginoso el número de plataformas, el número de proyectos y recaudación aumentan a pasos agigantados. Un ejemplo lo encontramos en Kickstarter, que ya ha lanzado más de 95.000 proyectos recaudando 570 millones de dólares desde su aparición en 2009.

En España Verkami, Lánzanos aspiran a convertirse en las plataformas más populares, pero ¿Estamos hablando de un éxito real ó una burbuja?

Existen opiniones opuestas al respecto, por una parte, el crowdfunding hace posible que a través de una idea con talento se extienda la democratización en emprendedores, star-ups y empresas que necesiten reinventarse.

Por otro lado sus detractores argumentan que el problema radica en que este sistema no genera confianza ni consigue fidelizar a los usuarios que han apoyado un proyecto ya que desconfían en el sistema de recompensa y en ocasiones éste no llega ó se retrasa. Consideran por otro lado, que el dinero que se mueve en estos proyectos "no es sostenible" y los beneficios que recaudan las propias plataformas en mínimo.   

Parece ser que el futuro del crowdfunding se encuentra difuminado entre el ecosistema económico actual en España, sin embargo, la tendencia se orienta hacia la implantación de dos modelos: Equity Based Crowdfunding y Reward Based Crowdfunding.

El primero de ellos aboga por la participación en el capital con el que se obtiene el retorno mediante beneficios, rentas y acciones , es decir, si los beneficios de la empresa son positivos, el inversor obtendrá ganancias.

Mientras que Reward Based Crowdfunding ó crowdfunding basado en recompensas, con la peculiaridad de que pueden ser de todo tipo, desde merchandising ó utilización de servicios.

Lo que sí está claro,  es que se necesita contar con un organismo que ofrezca garantías tanto a inversores como a los creadores, regulando así este entorno tan favorable para empresas, start-ups y emprendedores. 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing