Exponential abril 2018
 

Teletrabajo, ¿una herramienta para combatir el cambio climático?

Teletrabajo, ¿una herramienta para combatir el cambio climático?
Jueves, 07 de diciembre 2017

El teletrabajo y las comunicaciones colaborativas no sólo favorecen la reducción de la huella de carbono al limitar los viajes de negocios y el uso de salas de conferencias, sino que además optimizan la productividad del equipo.

Expertos de todo el mundo llevan tiempo alertando sobre los efectos del cambio climático y, a pesar de las numerosas restricciones que se han impuesto para tratar de paliarlo, aún queda mucho por hacer para salvar nuestro planeta. El cuidado del medio ambiente es una labor colectiva y todos podemos ayudar desde el ámbito laboral con el teletrabajo. Al menos, así lo creen en cola-bora.com.

En la mente de los directivos de muchas empresas está la idea de buscar nuevas formas para reducir su huella de carbono y contribuir a revertir el curso del calentamiento global. El deseo de ser “verdes” es cada vez mayor y, cada vez más, las empresas están considerando el uso de las comunicaciones unificadas, además de fomentar sistemas de teletrabajo entre sus empleados. Por ello, el teletrabajo, conferencias, colaboración en línea y web, son herramientas muy eficaces para reducir rápidamente los costes de energía generados en el negocio, aumentar la productividad y mejorar el ambiente en la empresa, creando empleados felices.

Además de ello, este tipo de sistemas ahorran no sólo costes de energía, sino dinero. Estos beneficios son reales y cuantificables. Una herramienta llamada el “medidor verde” se utiliza para medir y registrar los ahorros exactos de combustible generados por cada participante en este tipo de reuniones. El "medidor verde" utiliza direcciones IP de los participantes para calcular su ubicación y el impacto potencial relacionado con los viajes. Esta herramienta fue utilizada por el Estado de Arizona, en relación con sus actividades para conferencias web para calcular el ahorro de más de 1,6 millones de dólares tras una inversión inicial de sólo 300.000 dólares en tecnologías de teletrabajo.

Ventajas del teletrabajo

1. Reducción de los viajes de negocios 

La reducción de los costes de transporte tiene claros beneficios ambientales. El desarrollo y uso del teletrabajo, las conexiones de colaboración y herramientas de intercambio representan una oportunidad sin precedentes para aumentar la eficiencia y la reducción de la huella de carbono de una compañía.

2. Reducción de la factura energética

El uso de la unificación en las comunicaciones, con comunicaciones colaborativas, para reducir la necesidad de salas de conferencias, es otra gran opción que aporta grandes beneficios. A largo plazo, los ahorros de energía obtenidos a través de los costes de calefacción y de iluminación bajos, pueden representar un ahorro significativo para el negocio. Reducir el número de espacios disponibles para ello, se traduce en la utilización de menos personal y materiales necesarios para equiparlos y mantenerlos. Se ahorra dinero y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

3. Optimización de la productividad del equipo

Aprovechar las oportunidades que ofrecen las multiconferencias web para mejorar la gestión del tiempo de trabajo es importante tenerlo también en cuenta. Esto permite optimizar la productividad del equipo, sin aumentar la huella de carbono. Herramientas de colaboración en línea también fomentan la lluvia de ideas entre el equipo y contribuye a la innovación. Junto con la reducción de los costes de energía, la preocupación por el bienestar de los empleados en el lugar de trabajo, es crucial para establecer una reputación como una empresa responsable enfocada en la sostenibilidad.


Grupo Control