¿Es legal hacer fotos y vídeos en playas, conciertos o sitios públicos?

¿Es legal hacer fotos y vídeos en playas, conciertos o sitios públicos?
Lunes, 24 de julio 2017

Todos queremos capturar esos momentos inolvidables que vivimos en la playa, un concierto o un festival. Pero hay que tener cuidado con el uso que demos a nuestras fotos y vídeos. Un bonito recuerdo puede convertirse en un gran disgusto, si no tenemos en cuenta lo que autoriza la ley.

Si bien es cierto que la Constitución ampara el derecho a la información y a la libertad de expresión, también protege el derecho a preservar la imagen y la intimidad. Esto se traduce en que, si captas una imagen o grabas un vídeo de alguien sin su consentimiento y lo publicas, podrías ser denunciado por esa persona. Es más, el simple hecho de realizar la grabación y la fotografía es punible, aunque no lo publicaras.

Natalia López, responsable legal de Energy Sistem, recuerda: “La ley sólo permite dos supuestos para poder sacar fotografías o vídeos de alguien sin su consentimiento. Si se trata de una persona pública en un acto o lugar público o si el material gráfico tiene fines informativos y es considerado de interés público”. Tampoco hay problema si haces capturas panorámicas de sitios públicos, en cuyo caso no hará falta el permiso de las personas que aparezcan, a no ser que a raíz del hecho retratado pueda verse dañado su derecho a preservar la imagen. Es decir, en caso que un tercero entienda que se ven lesionados sus derechos, podría solicitar la retirada de la imagen.

¿Y qué pasa en los conciertos y festivales? Los organizadores de eventos musicales han sabido reconocer el valor publicitario que tiene permitir a los asistentes divulgar fotos y vídeos de las actuaciones. Aunque ¡cuidado!, ni siquiera en la era digital en la que vivimos está todo permitido.

Tal como explica el despacho de abogados dPG Legal: “Incluso si las fotos y vídeos que tomen los asistentes son exclusivamente para su uso personal, cualquier imagen de un tercero tomada sin su permiso podría ser una intromisión ilegítima en su intimidad. Aun acogiéndose a los supuestos que contempla la Ley Orgánica 1/82 y que ha mencionado la responsable legal de Energy Sistem, será un juez el que interprete la ley y quien decida que el uso que hemos hecho a nuestras fotos y vídeos se acoge a la legalidad. Por supuesto, la ley tampoco ampara que estas fotos y vídeos sean utilizados con fines comerciales o de lucro personal sin permiso explícito de los organizadores”. Sus Departamentos de Prensa suelen ser los encargados de conceder estos permisos y hay que tener especial cuidado porque ya ha habido casos en que se han emprendido acciones legales por ello.

Además, Energy Sistem aconseja no subir fotos de las entradas a redes sociales. Así evitarás que alguien pueda clonarlas (al aparecer el código Bidi o de barras) y acabes teniendo problemas para acceder al recinto del evento.

Desde la firma de tecnología española también apuntan que algunas compañías organizadoras se reservan el derecho a utilizar fotos personales de los asistentes con fines comerciales. Por lo que, si alguna vez apareces en un anuncio de un festival gritando junto a tu pareja, que no te sorprenda.

Pero no hay por qué alarmarse: sólo hay que controlar los instintos antes de hacer clic y pedir permiso.  


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing