Digitas LBi
 

"Gracias, sólo estoy mirando"

Jueves, 14 de octubre 2010

Sólo el 17% de los visitantes de tiendas online tiene intención de comprar. Multiplica da las claves para convertir al usuario en cliente

Si ya ocurre con frecuencia en las tiendas físicas, en el caso de las tiendas online la cosa se pone más difícil todavía. Y es que la frase "Gracias, sólo estoy mirando" es más común de lo que los comerciantes quisieran. Tal es así que las tiendas online tienen que disponer de estrategias efectivas diseñadas para conseguir retener al usuario y conseguir que éste, no sólo esté de paso por la tienda, sino que además compre.

 

 

Sólo el 17% de usuarios de una tienda online quiere comprar

 

 

Tal y como comenta Ester Pallarès, consultora de persuabilidad de Multiplica -consultora de estrategia online, marketing digital y persuabilidad-, "Tan sólo el 17,2% de los usuarios que visitan una tienda online lo hacen con la intención clara de comprar. Según un estudio sobre e-commerce publicado por e-Marketer, los usuarios llegan a nuestras tiendas online para el clásico “sólo estoy mirando".

 



El 34% de los usuarios de tiendas online no encuentran lo que buscan. Uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de diseñar una tienda online es que esté todo organizado y que los productos puedan verse con claridad. "Destacar el buscador, añadir diferentes categorías y subcategorías y encontrar recomendaciones y diferentes accesos a los productos, es necesario para conseguir mayor visibilidad del producto y facilitar la búsqueda", afirma Pallarès.

 

 

Multiplica da las claves para convertir al usuario en cliente

 

 

Otro de los aspectos que debe mejorar las tiendas online para conseguir que los usuarios se conviertan en clientes es mejorar la información que se da sobre los productos. El 8% de los usuarios afirma que encuentra insuficiente información del producto para tomar la decisión de compra. Así mismo, es primordial que el visitante de la tienda online disponga de toda la información necesaria entorno a la compra del producto. Así, elementos como precio, envío y disponibilidad, deben aparecer con total claridad, pues son los elementos que más influyen en la decisión.

 


 
Por otro lado, facilitar la integración de canales y productos o condiciones exclusivas en la red, hace que el usuario tenga otras vías de compra, lo que le ayudará a decidirse. Un ejemplo, sería permitir la compra online y la recogida en tienda para ahorrarse gastos de envío y tiempo. Por último, es necesario darle motivos al usuario para que finalice su compra. Así, es muy útil crear sensación de urgencia en la compra, advirtiendo que es el último día o, por ejemplo, destacar que el descuento sólo se prolongará unas horas o semanas.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing