OATH 2 enero 2018
 

Hipnosis de alto riesgo para ponerse en la piel de un refugiado

Hipnosis de alto riesgo para ponerse en la piel de un refugiado
Martes, 06 de febrero 2018

Cinco ciudadanos belgas y holandeses se someten a hipnosis para experimentar en primera persona la huida de Siria de una joven refugiada. Una experiencia tan traumática que deja a todos al borde de las lágrimas y la más absoluta desesperación.

Amnistía Internacional y la agencia TBWA/Neboko han puesto en marcha una arriesgada acción en Holanda con el fin de poner a los ciudadanos en la piel de un refugiado. El resultado ha sido un vídeo en el que vemos cómo cinco personas son sometidas a hipnosis para experimentar en su propia piel un intento de huida de la guerra siria. El hipnotizador no escatima en detalles e invita a los hipnotizados a buscar los restos de sus seres queridos entre los escombros, a huir con lo puesto entre una multitud presa del pánico, a cruzar el mar a bordo de una barca con un destino incierto y a entrar en un campo de refugiados en Grecia donde la poca comida disponible está podrida. Finalmente, alguien les ayuda a solicitar asilo en Holanda y salvan sus vidas.

No importa si el experimento es real o está protagonizado por actores, lo realmente valioso es el mensaje: a veces hay que ponerse en la piel del otro para aceptarle. “Construir muros y firmar convenios con otros países para no acoger a refugiados han puesto sobre la mesa las verdaderas prioridades de los políticos”, apunta Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional. “Desde Australia hasta EE.UU, pasando por Europa, son muchas las fronteras que se han cerrado para los refugiados que necesitan desesperadamente un lugar seguro para vivir. Los gobiernos no sólo han cerrado dichas fronteras, también han cerrado sus corazones. Al contrario que la gente común”.

 


Grupo Control