Onlineprinters mayo 2016
 

Twitter se somete al duro análisis de SB36

Twitter se somete al duro análisis de SB36
Miércoles, 25 de febrero 2015

Hoy nos atrevemos a cuestionar los últimos cambios de Twitter: hablamos de la tendencia de crear apps para niños como Vine Kids y YouTube Kids, y el WTF.

Que Twitter… hmm, no termina de ser rentable, no es ninguna novedad. Han pasado ocho años después de su lanzamiento, y es ahora cuando comienza a incluir funciones para enriquecer la experiencia del usuario y sacar partido a las marcas. Novedades como poder enviar mensajes grupales, traducir tweets de otros idiomas al tuyo o cargar vídeos en la plataforma, son sólo algunas de las mejoras que la compañía ha empezado a aplicar para enfrentarse a un usuario que busca un feed más visual y adaptable a sus intereses, carrera en la que las páginas de Facebook llevan bastante ventaja.

Por otro lado, aunque Twitter forma parte de prácticamente toda campaña de social media, los resultados son muchas veces difíciles de justificar, y si no, que alguien me explique hasta dónde llega la utilidad de ser Trending topic, más allá de un ego trip.

Quizás por eso se plantean soluciones más drásticas como incluir publicidad en el 5% de los tweets, es decir, cada 20 tweets en tu timeline, tendrás uno patrocinado. Tal vez Twitter se ha dado cuenta de que necesita prestar más atención a las demandas de sus usuarios. Sin usuarios, no hay marcas, sin marcas…  ¿Quién pagará la twit-fiesta?

Los niños se han apropiado de tu móvil y de tu tableta, y lo sabes.

Hace tan solo unas semanas Vine lanzaba Vine Kids, su versión infantil tanto en diseño como en contenido. Google no se ha hecho esperar y ha anunciado Youtube Kids, una aplicación disponible para iOS y Android dedicada a este exigente público -libre de contenidos para mayores, y vídeos relacionados inapropiados-  de momento sólo disponible en Estados Unidos.

Las tablets y los smartphones se han convertido en una herramienta más de juego y aprendizaje para los niños, por lo que las compañías aprovechan esta tendencia para dedicarse a brindarles un contenido adecuado.

Las plataformas que diseñen ventanas adecuadas para los más pequeños, llevan ventaja sobre la competencia, y se ganan de paso el cariño de los padres, que no tendrán que batallar para que los niños no se encuentren un vídeo de Flos Mariae mientras navegan entre Bob Esponja y Dora la Exploradora. 

El what the fuck de esta semana va dedicado a Nicki Minaj

Booty drum es un wearable que se coloca en cada nalga para crear música al hacer twerking, una modalidad de baile que consiste en mover los glúteos de manera rítmica. Cada movimiento es transformado en distintos sonidos como podéis ver en el vídeo...

 


Postgrado SEO julio 2016 pie

Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing