Exponential septiembre 2016
Medialabs Gif
 

La aceleradora de start-ups en el Silicon Valley europeo

Viernes, 05 de octubre 2012

Los creadores de las diez start-ups seleccionadas en la Wayra Week Dublín recibirán una inversión de hasta 50.000 euros

Mesas revueltas, tensión, jóvenes memorizando discursos y enfrascados en sus portátiles repasando sus proyectos... Éste ha sido el ambiente que ha reinado a comienzos de septiembre en los edificios de Telefónica Irlanda en Dublín.



Tras su paso por Latinoamérica, España, Reino Unido y Alemania, la aceleradora de empresas de la compañía Wayra ha abierto academia en Irlanda. Los que la disfrutarán serán los miembros de las diez start-ups seleccionadas en la Wayra Week, tres días en los que los fundadores de veinte iniciativas diferentes han luchado por convertirse en uno de los elegidos. Quienes han logrado entrar en Wayra trabajarán en la escuela durante al menos seis meses -donde el espacio es gratuito y el asesoramiento está incluido- y recibirán una inversión para sus ideas de hasta 50.000 euros.

 

 

Richard Whelan y Gavin Hayes, fundadores de ‘Popdeem’

 


Alta participación

Durante esta Wayra Week los participantes han podido hacer networking, dar a conocer sus proyectos e, incluso, mejorarlos gracias a los consejos de los expertos que han asistido. No obstante, para acudir al evento fue necesario pasar el filtro de las 335 peticiones que recibió Wayra Irlanda en su primera convocatoria, el mayor número de solicitudes per cápita que ninguna academia ha recibido hasta ahora.

Karl Aherne (@karlaherne), director de la escuela de Dublín, explica que esto se debe a la gran concentración de empresas de IT en la capital, que la convierte en lo que muchos denominan el Silicon Valley europeo: “Aquí están los headquarters de Google, Facebook, Twitter, eBay... ¡todo se pega! Muchos de los que nos han presentado sus iniciativas han estado empleados antes en alguna de ellas, y después de haber aprendido han decidido montar su propio negocio”.



 
Los elegidos

Quizá ese background haya sido de ayuda para los diez grupos elegidos. Beats Medical es uno de ellos. Consiste en una aplicación para móviles que hará más fácil la vida de los enfermos de Parkinson. Su CEO, Ciara Clancy, nos cuenta que “utilizando Big Data y clouding conseguiremos un sistema para mejorar la movilidad y el tratamiento de los pacientes de Parkinson”.

El producto es bueno, pero también lo es su equipo. O eso cree al menos Wui-Mei Chew, chief medical officer de la compañía: “Somos cuatro, y todos venimos de ramas distintas: fisioterapia, medicina, business y tecnología. Son las cuatro bazas perfectas para esta start-up”.

Ciara, Wui-Mei y los otros dos miembros de Beats Medical deben su incorporación a Wayra al tribunal encargado de seleccionar a las diez ganadoras (junto a Beats Medical: BragBet, Glass Robot Studio, Numerosity, OptiWi-fi, Paymins, Popdeem, SuperQuest, Whitti y Woople) de esta primera edición de Wayra Week Dublín. Entre sus componentes, figuras de la talla de Rick Kelley, director de ventas de Facebook en Europa, Oriente Medio y África, o Eugene Mitchell, director de marketing e innovación de O2 Irlanda (compañía de Telefónica), quienes han tenido en cuenta criterios como la innovación y la unicidad a la hora de tomar la difícil decisión.

 

 

Wui-Mei Chew y Ciara Clancy, de ‘Beats Medical’

 



Invertir en start-ups, una oportunidad

Desde que se lanzó en Colombia en abril de 2011, Wayra ha recibido en los 11 países en los que está presente cerca de 12.000 solicitudes de start-ups que han visto en esta incubadora la posibilidad de crecer. De esas tantas, unas 170 han recibido financiación, cifra que va en aumento porque Telefónica ha decidido abrir una nueva escuela Wayra en República Checa. Y es que para el gigante, invertir en start-ups es también una oportunidad.

 

Simon Devonshire (@simondevonshire), responsable de Wayra Europa, dice que es “ventajoso para las start-ups, para Wayra y para Telefónica”. El beneficio para las primeras es evidente: “Nosotros les aportamos 50.000 euros de capital y asesoramiento para que las futuras empresas vean antes la luz”. Wayra, por su parte, transforma esos 50.000 euros en participaciones, una vez un agente externo dictamine la valoración de la start-up. Asimismo, si ésta aumenta, la academia tiene derecho a comprar más equity.

En cuanto a Telefónica, puede hacer uso de cualquiera de los proyectos desarrollados en Wayra: ya sea un producto o servicio digital para web o para móvil, la compañía está autorizada a utilizarlo en uno o todos los países en los que Telefónica tiene presencia. Algo que, por otro lado, también beneficia a las start-ups porque su idea, transformada en realidad, podrá darse a conocer entre los más de 300 millones de clientes del gigante.


En el difícil mundo de los emprendedores, cualquier ayuda es bien acogida. Si eres de los que toman por bandera el eslogan de Wayra, ‘Las reglas no están escritas’, y crees que tú puedes elegir el destino de tu start-up, entra en su web y no dudes en presentarte a cualquiera de las convocatorias abiertas en las academias Wayra repartidas por Europa y Latinoamérica.

 

 

Verónica Zumalacárregui, para Interactiva” (@Vero_Zuma)


Postgrado SEO julio 2016 pie

Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing