South Summit 2017
 

Computación cognitiva para satisfacer mejor al cliente

Computación cognitiva para satisfacer mejor al cliente
Martes, 22 de agosto 2017

Un reciente estudio de IBM revela que el 64% de los directores de marketing creen que sus sectores están preparados para adoptar tecnologías cognitivas en los próximos tres años. No obstante, solo un 24% ha puesto en marcha una estrategia para implementar estas capacidades.

Según el informe "De la avalancha de datos al conocimiento inteligente: adoptando la computación cognitiva para aportar valor en marketing y ventas" del IBM Institute for Business Value (IBV), los directores de marketing y responsables de ventas coinciden en que "la satisfacción del cliente" es el valor clave que les impulsa hacia la adopción de soluciones cognitivas. Pero, en la práctica, muchos de los encuestados no están seguros de que sus organizaciones estén actualmente estructuradas para hacer esa transición de forma exitosa. 

Las tecnologías de computación cognitiva pueden analizar rápidamente grandes cantidades de datos estructurados y no estructurados, incluyendo sonidos e imágenes, de la misma manera que lo hacen los humanos: razonando, aprendiendo e interactuando para mejorar la precisión del análisis según se va avanzando en el trabajo. Mientras que la analítica tradicional puede proveer información a las empresas sobre su operativa interna, las tecnologías cogntivas pueden predecir y convertir el análisis de todos esos datos en recomendaciones que tengan un impacto real en las decisiones de negocio.

Para los directores de marketing preguntados, el verdadero valor de las tecnologías cognitivas reside en dos áreas: mejorar la experiencia del cliente y los resultados financieros -incluyendo el incremento de las presiones financieras y la mejora de la capacidad para identificar los retornos en las inversiones de marketing. Para los directores de ventas encuestados en el estudio, las tecnologías cognitivas pueden ayudar a conseguir una comprensión de los clientes de 360 grados y, por tanto, predecir sus necesidades, lo que influirá en la estrategia de producto y el servicio al usuario.


Grupo Control