Las mejores herramientas para controlar los pagos con tarjeta

Las mejores herramientas para controlar los pagos con tarjeta
Martes, 19 de septiembre 2017

El ahorro por redondeo y las app de control de gastos son las mejores herramientas del usuario para gestionar sus tarjetas de crédito, según los expertos de la consultora Simon-Kutcher que han analizado cómo afecta la economía comportamental en el uso de este método de pago.

Las tarjetas de crédito tienden a incrementar la cantidad de dinero que gastan los usuarios, porque su formato electrónico y “virtual” influye directamente en el comportamiento de quiénes utilizan esta herramienta de pago. Así se desprende de un análisis de la consultora especializada en gestión de precios Simon-Kucher & Partners, que apunta tres motivos que explican este fenómeno:

1. El pago con tarjeta pasa más desapercibido que el hecho de manejar billetes o monedas en efectivo. 

2. Normalmente, el usuario dispone, en su monedero, de una cantidad concreta de efectivo que actúa como restricción objetiva y psicológica a la hora de efectuar una compra. Por el contrario, el límite de las tarjetas suele permitir gastos más elevados, que incrementan la disponibilidad mensual o diaria de dinero de los usuarios y su facilidad de compra.

3. El pago en efectivo da una sensación instantánea de separación y pérdida de dinero, mientras que el retraso en la transacción que ofrece el pago con tarjeta, permite que se viva una experiencia menos impactante y más diluida en el tiempo.

En base a estas consideraciones, Simon-Kucher concluye que, en muchas ocasiones, las tarjetas de crédito se convierten en catalizadores de gastos para los usuarios, con el riesgo de ocasionar un consumo excesivo y elevadas deudas, como en el caso de las tarjetas revolving

A raíz de estas conclusiones, la consultora destaca que el error fundamental que cometen muchas entidades financieras es dejar que el usuario perciba este producto de crédito como un simple instrumento de financiación, en vez de intentar atraer a los consumidores con soluciones que conviertan las tarjetas en una herramienta inteligente para controlar los gastos y mejorar los hábitos de ahorro de sus clientes.

El análisis, de hecho, resalta cómo los bancos que ofrecen tarjetas de crédito que permiten redondear el dinero gastado para depositar la diferencia en una cuenta de ahorro han conseguido incrementar el uso de esta herramienta de pago por parte de sus clientes, convirtiéndola en un producto capaz de trasformar cada gasto también en un ahorro.

De la misma manera, aplicaciones digitales que permitan controlar y gestionar de forma inmediata las operaciones efectuadas a través de las tarjetas de crédito ayuda a atraer y retener a los clientes. Las app que facilitan la clasificación automática del dinero gastado con las tarjetas en categorías de consumo - definidas individualmente por cada usuario - fomentan el uso de estos instrumentos de pago de forma eficiente y lo convierten en una ayuda excelente para los clientes a la hora de controlar sus cuentas. Esto se debe a que estas herramientas digitales simplifican los procesos cognitivos de los consumidores a la hora de aunar todas sus decisiones de compra en un único límite presupuestario.


Grupo Control