South Summit 2017
 

LinkedIn se asocia con Spotify para revelar un secreto

LinkedIn se asocia con Spotify para revelar un secreto
Jueves, 14 de septiembre 2017

Un estudio realizado por LinkedIn y Spotify desvela las preferencias musicales de los españoles en el trabajo: mientras los arquitectos son unos apasionados del jazz, la industria del lujo opta por el reggae en su entorno laboral. Coldplay es la banda más aceptada y Daddy Yankee el artista menos tolerado.

Con un 22,60% de los votos, la canción "Bailando" de Enrique Iglesias emerge como el tema favorito de los españoles para afrontar un día laboral con ganas. Este es uno de los datos que desvela el estudio sobre hábitos de música en el trabajo llevado a cabo por LinkedIn en colaboración con Spotify en 12 países, incluyendo España. 

El estudio revela que muchos trabajadores de múltiples industrias coinciden en la capacidad de la música por hacerles mejores profesionales. De hecho, casi 9 de cada 10 trabajadores en España afirma que la música les hace más productivos (87,90%), mientras otros destacan el poder de mantenerlos motivados (70,40%), ayudarles a ser más creativos (41,50%) y calmarlos (39,10%). A nivel global, España es el cuarto país con trabajadores motivados al escuchar música en el trabajo -por detrás de Brasil (79,70%), Estados Unidos (74,30%) y Alemania (71,10%)- y el tercer país en reconocer que la música fomenta la creatividad, solo por detrás de Brasil (60,20%) e Italia (52,20%). Y como ventaja menos valorada pero no por ello menos importante: un 15,30% de los trabajadores españoles admite que escucha música para mitigar el ruido de compañeros.

Entre los datos más sorprendentes del estudio destaca la diferencia en gustos musicales por industrias. Así, mientras el pop emerge como el estilo musical preferido por los trabajadores españoles (64,40%), puede sorprender que los ingenieros estén entre el grupo de profesionales que más lo escuchan. La primera posición la acapara el sector de los viajes con un 80%, seguido de los ingenieros (75,40%) y los profesionales de las tecnologías de la información (70,90%). Es interesante observar las preferencias musicales de grupos que dominan la primera posición en el ranking de ciertos estilos de música. Es el caso de los arquitectos, que se desmarcan del resto de industrias como amantes del jazz con un 55,60%; o de la industria del lujo, que expresa su preferencia por el reggae en un 57,10% mientras la media que acumulan el resto de industrias es de casi un 8%.

En comparación con otros países, España es de los países con una mentalidad más abierta a escuchar música en el trabajo. Los profesionales de Estados Unidos son a los que más les gusta trabajar al ritmo de la música (51,70%), seguidos de Italia (47,40%) y España (44,90%), con Brasil pisándole los talones (44,50%). Además, España es de los países en los que más en cuenta se tiene a los compañeros. Así, un 42,60% de los trabajadores dice optar por canciones universales, maximizando así las posibilidades de que gusten a más compañeros. Entre los ‘top hits’ que más abiertos están a escuchar en el trabajo está Coldplay en primera posición (36,10%), seguido de Bruno Mars (25,40%), Ed Sheeran (21,90%), Alejandro Sanz (21,20%) y Shakira (20,90%), dejando atrás otros artistas locales.

Consejos de LinkedIn y el psicólogo Egermann

1. La música como parte de la marca profesional

Del mismo modo que la música juega un papel fundamental en la construcción de la identidad social de las personas, su impacto se extiende a la formación de la marca profesional de los empleados. La música tiene el poder de construir o dañar la reputación profesional ya que, como pone de manifiesto este proyecto, los compañeros de trabajo pueden juzgar a los demás según sus gustos musicales. Hay que pensar en la imagen profesional que uno quiere dar y actuar acorde al escuchar música. 

2. Revisar la política de música del sitio de trabajo

Antes de reproducir una playlist en altavoces es preferible hablar con el responsable de la oficina para confirmar que no hay ninguna política empresarial concreta en este ámbito. Mientras para algunos la música supone un canal de motivación, para otros no lo es. En este sentido, si bien es cierto que en la mayor parte de empresas se permite a los trabajadores escuchar música con auriculares, hay algunos sitios en los que está prohibido por considerarse una práctica antisocial.

3. Encontrar cómo concentrarse

Escuchar música es una buena forma de crear un entorno óptimo, pero puede ser contraproducente si no se hace de forma adecuada. Así, optar por música con letra mientras se escribe puede distraer más que ayudar; pero escoger música instrumental puede ayudarte a olvidar el entorno y concentrarte en la tarea. Cuando se presenta un trabajo complejo, es recomendable buscar música con poder relajante o, si se trabaja en tareas rutinarias, música estimulante puede ayudar a terminarla antes.

4. Tener los compañeros en consideración, imprescindible

El papel de la música en el trabajo puede generar cierta controversia: algunos la adoran, otros la detestan. Cada uno tiene opiniones y preferencias musicales distintas, e incluso hay algunos que solo quieren estar en silencio. Así, es importante conocer la opinión de los compañeros de trabajo y consensuar la selección musical antes de reproducirla. Al final, un 24,70% de los encuestados en España afirma que es de mala educación imponer un estilo de música sin consultarlo antes.

Los artistas más aceptados por los trabajadores

  • Coldplay
  • Bruno Mars
  • Ed Sheeran
  • Alejandro Sanz
  • Shakira

Los artistas menos aceptados por los trabajadores

  • Daddy Yankee
  • Maluma
  • Caly y El Dandee
  • Luis Fonsi
  • Enrique Iglesias

 


Grupo Control