Digitas LBi
 

Los consumidores ignoran la publicidad directa y las tarjetas corporativas navideñas

Miércoles, 20 de diciembre 2006



La abundancia de publicidad directa irrelevante enviada antes y durante la temporada navideña está generando un impacto negativo en las campañas de marketing, de acuerdo con un estudio de análisis predictivo realizado por SPSS (NASDAQ: SPSS)

Según el estudio, el 71% de los clientes consideran que al menos la mitad de la publicidad directa que reciben durante la temporada previa a la Navidad es totalmente irrelevante.

Los fallos en dicha publicidad se evidencian en casos como el envío de ofertas hipotecarias a estudiantes o formularios de agencias matrimoniales a personas felizmente casadas.

Por otro lado, las tarjetas corporativas de Navidad tampoco recibieron una valoración positiva, ya que la mitad de los encuestados se muestran indiferentes o las consideran molestas.

“Los consumidores recibirán una avalancha de correos antes y durante la Navidad”, aseguró David Williamson, Director Administrativo de SPSS para Europa del Sur.

“Las empresas corren el riesgo de incomodar o generar antipatía en sus clientes, si no cuentan con la plena seguridad de que sus campañas están llegando a la audiencia correcta.

En lugar de presionar a los consumidores con campañas ineficientes, deberían empezar a escuchar lo que ellos realmente quieren”.

La encuesta también puso de manifiesto que el 80% de las personas “en raras ocasiones” o “nunca” realizan sus compras motivadas por la publicidad directa que reciben durante la Navidad.

Ésta cifra revela una urgente necesidad, por parte de las empresas, de replantear cautelosamente la vías de comunicación con sus consumidores, especialmente en Navidad, época del año en la que una campaña correctamente diseñada puede generar ingresos muy significativos.

“El marketing directo debe estar cien por cien enfocado en realizar ofertas apropiadas que satisfagan las necesidades individuales de los clientes,” asegura Williamson.

“Mediante un acercamiento más personal -con las tarjetas corporativas, por ejemplo- las empresas pueden posicionarse de forma positiva sin incomodar a los consumidores potenciales.

Una campaña de marketing directo realizada correctamente se apoya en una investigación adecuada para que así la empresa pueda predecir y anticiparse a las preferencias del consumidor”.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing