Onlineprinters mayo 2016
 

Los Desayunos del IAB

Viernes, 29 de febrero 2008


Presente y futuro de las redes sociales

 En el primer desayuno del año, tras el parón navideño, el IAB casi muere de éxito. La convocatoria superó todas las expectativas, según confirmaba Palmira Díaz, responsable de marketing y comunicación del IAB. Las redes sociales están de moda.

El protagonista del encuentro fue Adams Seifer, cofundador de Fotolog, una red social para compartir fotos que ya cuenta con quince millones de miembros.

Fotolog nació en 2002, a partir de un grupo de amigos. "Le dijimos a unos doscientos amigos que usaran Fotolog para compartir sus fotos. Estos se lo dijeron a otros y en poco tiempo conseguimos 4000 socios sin gastar un dolar en marketing", confiesa Seifer. "Es el efecto viral de las redes sociales".    

Los primeros miembros de Fotolog estaban ubicados en Nueva York, pero alguno tenía un amigo en California que a su vez tenía un amigo en Brasil. Allí la red llegó a oídos de un periodista que publicó un artículo sobre Fotolog en uno de los principales periódicos brasileños y este flog se hizo popular en el país. Un año después, esta red social llegó a Argentina y a Cuba produciéndose el efecto pandemia. En 2007, llegó a España, donde creció más rápido que en ningún otro país.

Sólo en España se cuelgan una media de tres millones de fotos al mes.  Actualmente Fotolog cuenta con un total de 400 millones de fotos subidas desde diferentes lugares del mundo. Ayer se colgaron un millón de nuevas fotos a nivel mundial.

Adams Seifer, que lleva cinco años subiendo cada día una foto de su comida, ha revelado los principales secretos del éxito de Fotolog. El primero es que sólo se puede colgar una foto al día. Esto hace que la gente elija la mejor y que sienta la necesidad de meterse 24 horas depués para colgar otra.


Por otro lado, los flogs son más fáciles de mantener que los blogs ya que, en su opinión, cuesta menos esfuerzo subir una foto que escribir. En Fotolog puedes acompañar la foto de unas líneas, pero no es obligatorio. También requieren menos tiempo y esfuerzo para sus seguidores.  "Desechamos los tags y las palabras clave porque comprobamos que los miembros pasaban más tiempo organizando sus fotos que viendo las de los demás y se rompía la esencia de la red social".

Existen los flogs comunes en los que se propone una temática y cada persona puede aportar su foto. Los anunciantes podrían sacar partido de este tipo de iniciativas. En un flog sobre zapatillas Converse por ejemplo se han colgado ya 75.000 imágenes. "Tengo la duda de si este proyecto habría tenido el mismo éxito si en vez de ser espontáneo lo hubiera propuesto un anunciante", reflexiona Adams Seifer.


Hay otros flogs temáticos, sobre un color por ejemplo, que podrían ser facilmente aprovechables por un anunciante, tanto asociando la categoría a una marca, como dirigiendo una publicidad targetizada a un grupo de individuos que comparten gustos. Además, cuando se lanza un mensaje dentro de una red social es más fácil que fluya.


Un ejemplo más: existen en Fotolog más de 10.000 imágenes en las que aparece gente en Starbucks de todo el mundo. Otros anunciantes, como Pepsi, han intentado tener su espacio pero es difícil mantenerlo porque lleva más tiempo del que se pueden permitir dedicar a estos fines.


Las redes sociales están de moda. Cada día oímos hablar de una nueva: Friendster, MySpace, Linkedin, Facebook, etc. Se copian unas a otras, incluyendo pequeñas variaciones. Para Adams Seifer, en el futuro no habrá un único ganador en el terreno de las redes sociales. "Una misma persona podrá pertenecer a varias buscando distintos fines en cada una".

El marketing y la publicidad pueden sacar mucho partido de las redes sociales. "Tenemos que trabajar todos juntos", concluye Mikel Lekaroz, director general de Hi-Media, compañía que el año pasado compró Fotolog.

 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing