Onlineprinters mayo 2016
 

Los españoles destacan en gastar en ocio, fuera del hogar,moda y nuevas tecnologías

Miércoles, 01 de febrero 2006


Los asiáticos son los más optimistas para el Índice Global ACNielsen de Confianza de los Consumidores, y los europeos los más cautos


España es el país europeo y uno de los países de todo el mundo donde los consumidores piensan gastar más en ocio y entretenimiento fuera del hogar, vestidos y moda, y productos de nuevas tecnologías, según el estudio de ACNielsen, líder mundial en investigación de mercados.

El mismo estudio indica que la confianza de los consumidores en la evolución de su economía local, las perspectivas de trabajo y las finanzas personales es más alta en los países de Asia Pacífico y Norteamérica, mientras los europeos se muestran más precavidos a la hora de analizar el futuro de sus economías.

Por países, destaca la India en el lado positivo, y Portugal aparece como el país más pesimista.

El estudio de ACNielsen es el mayor de éste tipo que se realiza en el mundo, con 23.500 encuestados entre los usuarios habituales de internet de 42 países de Europa, América, mercados emergentes y Asia Pacífico.

“Los sentimientos de confianza de los consumidores se dividen generalmente entre muy buenos y muy malos”, comenta Frank Martell, CEO de ACNielsen Europa.

“Noruegos, daneses e irlandeses son los más optimistas, y en el extremo opuesto aparecen alemanes, franceses y portugueses.

Las perspectivas de mejorar laboralmente es también un buen barómetro de confianza de los consumidores.

También aquí destacan los países nórdicos, y quedan en el lado más pesimista los portugueses, franceses y alemanes”.

Perspectivas laborales y finanzas personales

España aparece como uno de los países europeos con mayor confianza en el futuro de las perspectivas laborales y las finanzas personales.

El 54% de los encuestados piensan que las posibilidades de trabajo en los próximos 12 meses son buenas, y para un 5% son excelentes; mientras para el 36% no son tan buenas y sólo el 4% piensa que son malas.

La media europea es del 42% que piensan que son buenas, igual porcentaje que los que consideran que no son tan buenas; el 10% cree que son malas y el 5% opina que serán excelentes.

En cuanto a las finanzas personales, para el 61% de los españoles las perspectivas son buenas, y al 3% cree que serán excelentes, igual porcentaje que los que las ven malas.

El 33% restante opina que no son tan buenas.

La media europea es del 53% que prevé unas finanzas personales buenas en los próximos 12 meses; un 37% no tan buenas; el 6% malas y el 4% excelentes.

Tanto en trabajo como en finanzas personales destaca el ya mencionado pesimismo de los portugueses, entre los que el 56% cree que las perspectivas de trabajo no son buenas, y para el 36% son malas; por sólo el 8% que las considera buenas o excelentes.

Igualmente, un 59% prevé una situación financiera personal no tan buena, y el 15% mala; por sólo un 26% que la espera buena y el 1% excelente.

El pesimismo de los portugueses se refleja también en que casi la cuarta parte opina que no tendrá dinero para gastar en nada fuera de lo estrictamente necesario.

Los consumidores españoles se colocan en la media europea ante la pregunta de si consideran que los próximos meses es una buena época para comprar cosas necesarias.

Un 39% cree que es una buena época, y el 2% la ve excelente; pero el 50% piensa que no es tan buena; y el 10% restante la ve mala.

Ocio y vestidos, principales compras

El estudio de ACNielsen analiza también los principales productos y servicios que piensan adquirir los consumidores de todo el mundo una vez solucionados los gastos habituales y estrictamente necesarios del hogar.

El 38% de los europeos consultados piensa gastar ese dinero en ocio y entretenimiento, el mismo porcentaje que en ropa.

Un 36% piensa gastar en vacaciones, el 35% en muebles y decoración para el hogar; el 34% destinará parte de su dinero a ahorrar; el 31% a pagar los gastos de la tarjeta de crédito; el 30% a nuevas tecnologías; el 11% a fondos de pensiones; y el 9% a invertir en fondos.

Los españoles destacan en el consumo de ocio y entretenimiento fuera del hogar, al que piensa dedicar dinero el 55% de los encuestados; así como ropa y moda, citada por el 48%, situándonos en ambos casos como el país europeo con mayor interés en estos productos, y uno de los países de todo el mundo donde los consumidores más piensan gastar en estos productos.

Un 43% de los españoles dedicará parte del dinero que les quede después de los gastos necesarios a ahorrar; y el 41% piensa adquirir productos de nuevas tecnologías, también colocándose en ambos productos entre los países europeos destacados.

El 36% de los consumidores españoles piensa gastar en vacaciones, similar porcentaje que la media.

Los consumidores españoles quedan en cambio por debajo de la media europea en las previsiones de destinar su dinero a los gastos de las tarjetas de crédito, al que dedicarán dinero el 27%; objetos para la casa y decoración, el 26%; fondos de pensiones, en los que sólo piensan el 11%; e invertir en fondos, que sólo son citados por el 7% de los encuestados en nuestro país.

Salud, economía y trabajo

No hay grandes variaciones entre las principales preocupaciones para los consumidores en Europa, que siguen siendo la salud, la economía y el paro.

La salud es la primera o segunda mayor preocupación para el 42% de los europeos; seguida de la economía, citada en primer o segundo lugar por el 39%; y el paro, señalada por el 33%.

Les siguen el terrorismo, con el 18%; el crimen e inseguridad ciudadana, el 17%; la estabilidad política, el 14%; y la guerra, el 4%; mientras el 12% señala que ninguno de estos problemas y el 20% cita otros posibles.

Respecto al primer semestre, ha descendido la preocupación de los consumidores por la economía y la estabilidad política; y ha aumentado ligeramente por la salud, el paro y el terrorismo.

“Algunos países europeos han aumentado sustancialmente su preocupación por el terrorismo en los últimos seis meses, especialmente Dinamarca, Suecia y Países Bajos. Italia es el segundo país del mundo más preocupado por este problema”, señala Frank Martell.

En España, la mayor preocupación para los consumidores es el paro, citado en primer o segundo lugar por el 46; y la salud, que mencionan el 45%.

El 31% se muestra preocupado por la economía; el 21% por la inestabilidad política; un 18% por el terrorismo; el 6% por el crimen y la inseguridad; y el 5% por la guerra.

El 24% cita otras preocupaciones, mientras el 5% señala que no tiene ninguna en especial.

El estudio Online ACNielsen Consumer Confidence Survey tiene carácter semestral, y es el mayor de este tipo que se realiza en el mundo.

Los últimos datos fueron recopilados en noviembre de 2005 con la participación de 23.500 consumidores usuarios habituales de internet procedentes de 42 países de Europa, Norte y Latinoamérica, Asia Pacífico, Sudáfrica y Oriente Medio. Los españoles destacan en gastar en ocio, fuera del hogar,moda y nuevas tecnologías


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing