Samsung abril 2019
 

¿De verdad necesitamos a los adblockers?

¿De verdad necesitamos a los adblockers?
Viernes, 13 de julio 2018

"¡Yo, que busco la publicidad más que el contenido, no consigo verla!", nos cuenta Enrique Díaz Palancar, Director digital y de innovación en Equmedia, para tratar de explicar los verdaderos motivos que hacen imposible cargar un site a la velocidad deseada por el usuario.

Según la IAB, actualmente el 26% de los internautas utilizan `adblockers´. No voy a entrar en si la cifra me parece realista o no, y tampoco si esto supone un problema para el sector o no, es evidente. Tampoco en si se han dado motivos para este crecimiento en el uso, unido a esta animadversión hacia la publicidad (que cada uno aguante su vela), empezando por el usuario, que los utiliza, o, incluso, las grandes corporaciones que los desarrollan y fomentan con motivos, algo que me parece a mí que se encuentra lejos del interés real del usuario.

No. La pregunta que me hago en el título de este artículo va por otro lado. Los `adblockers´, como su nombre indica, se han diseñado para evitar ver contenido publicitario, pero, ¿realmente los necesitamos? Me lo pregunto porque no ha sido en un ocasión, ni en dos, ni en tres, ni ha sido desde hace poco, sino desde hace meses, y algún que otro año incluso. La verdad es que, cada vez en más ocasiones que entro en un site, especialmente en los más importantes y consumidos a diario, me resulta imposible que éste se cargue rápidamente y muestre antes de haber saltado a otra página, fuera o dentro del site, la totalidad de los formatos publicitarios. No es por mi conexión a Internet, ni porque acceda utilizando una Wifi o 4G. Este hecho se produce tanto en el ordenador que uso en mi trabajo, como en el laptop que utilizo en mi casa y, en ambos casos, se trata de una conexión de empresa o de fibra óptica con 500GB respectivamente, una velocidad de conexión suficiente para, a priori no “sufrir” este problema (digo “sufrir”, no porque sea solo una mala experiencia de uso cuando trato de visitarlos por motivos personales sino que, en muchas ocasiones, por motivos laborales, debo recoger un “pantallazo” para mostrar al cliente cómo se ve su campaña o cómo se verá y, sinceramente, tener que pasar varios minutos, o refrescar la página en sucesivas ocasiones hasta que se carga el formato que busco es un horror). Por eso, ¿realmente necesitamos los adblockers? ¡Yo, que busco la publicidad más que el contenido, no consigo verla!

Entiendo el problema y el motivo por el que vivo todos, o casi todos, los días esta situación. Nos encontramos ante un escenario en que, para cualquier medio, cada euro cuenta, pues éstos son escasos. Esta situación que implica que los diferentes sites y grupos editoriales necesiten conectarse a múltiples y diferentes proveedores: SSPs y `ad exchanges´, redes comercializadoras de `native ads´, redes comercializadoras de vídeo, al propio Google,… Y muchas, muchas otras. Cada llamada a esos proveedores supone un retardo; cada formato, un peso añadido que, al final, provoca aquello que experimento y experimentamos, cada vez más, en nuestro proceso de navegación. Pero, también, implica una ineficiencia de impacto publicitario y nuevos motivos para que se produzcan discrepancias entre `adservers´ y datos de campaña. Pero, bueno, eso es otra historia…

Por Enrique Díaz Palancar, Director digital y de innovación en Equmedia.


Grupo Control