Webersandwick (Avenade) Interactiva
 

Post-Millennials: adolescentes "mayores", pesimistas y ansiosos

Post-Millennials: adolescentes 'mayores', pesimistas y ansiosos
Miércoles, 11 de abril 2018

Los Post-Millennials tienden al pesimismo, son ansiosos, evitan los riesgos y no tienen grandes aspiraciones. Además, se informan principalmente a través de redes sociales por lo que, en general, tienen una comprensión superficial de la actualidad.

M&CSaatchi acaba de publicar un estudio socio demográfico sobre la generación Post-Millennial, que desvela sus principales características, actitudes, comportamientos y puntos de vista.  Los adolescentes de la también llamada Generación Z son nativos digitales nacidos desde finales de la década de los 90' hasta principios de los 2000 (menos de 20 años). Estos jóvenes crecieron viviendo las secuelas del 11 de septiembre, por lo que no han conocido el mundo antes de la guerra contra el terrorismo y han vivido bajo los efectos de la peor crisis financiera desde la Gran Depresión de 1930. Se han visto moldeados por tres factores clave: la omnipresencia de las redes sociales, la convulsión geopolítica y la recesión económica mundial.

Omnipresencia de las redes sociales

Los Post-Millennials no pueden imaginar una época en la que los smartphones no existían. Y es que 3 de cada 4 tienen un móvil y el 24% están en línea casi constantemente. “Lo que más les importa es cómo viven y cómo los ven los demás en el mundo online. Así, necesitan ser percibidos como personas activas y compartir todo lo que hacen a través de las redes sociales, ya que si no muestran las increíbles experiencias que viven, es como si no hubiesen ocurrido”, comenta Nuria Santacruz, Managing Director de M&C Saatchi España.

A pesar de que estos jóvenes son conscientes de la actualidad informativa gracias a las redes sociales, no cuentan con conocimientos profundos sobre ningún tema y les cuesta diferenciar entre noticias reales y las cada vez más recurrentes Fake News. Es por esto que los mensajes simples y cortos son los que tienen mayor poder al dirigirse a ellos.

Por otra parte, la generación Post-Millennial es, probablemente, la más vanidosa hasta ahora, ya que el físico importa como nunca antes. Y es que los chicos van al gimnasio desde los 13 años para tener unos cuerpos que puedan presumir online; por ejemplo, en EEUU el 35% comienza a consumir proteínas desde los 14 años.

Convulsión geopolítica

Dada la coyuntura en la que han crecido, rodeados de asuntos tan complejos como el terrorismo, el cambio climático o la amenaza de una guerra nuclear, los Post-Millennials son seguramente la generación con mayor conciencia política de todos los tiempos, pero, a su vez, se ha evidenciado que son más apáticos a la hora de pasar a la acción, al no tener causas comunes por las que luchar.

La recesión mundial

A causa de la recesión, es la primera generación de adolescentes que desde temprana edad se tiene que preocupar por su futuro: ven difícil encontrar trabajo y casa, por lo que no confían en los caminos tradicionales para alcanzar el éxito. Esto les hace ser más competitivos, soñar menos a lo grande y estar preocupados por las consecuencias de sus decisiones.

De esta manera, el 70% cree que tendrá que trabajar más que sus padres para lograr un nivel de vida similar. Asimismo, piensan que deben ser los mejores de la clase y en EEUU muchos de ellos están consumiendo Ritalin. Están convencidos de que cualquier tema o trabajo que no aporte valor a su CV es prescindible, por lo que asignaturas como Historia del Arte, Filosofía o Historia de Antiguas Civilizaciones no les interesan, ya que no son prácticas para la vida moderna.

Sus sueños se limitan a una casa pequeña y un trabajo estable. ¿Por qué soñar con una mansión o un Ferrari cuando lo más probable es que nunca lo vayan a tener? Y es que el 71% considera importante encontrar un trabajo estable lo antes posible.

Los Post-Millennials podrían ser denominados como ‘adolescentes de mediana edad’, ya que priman la seguridad y miden y gestionan los riegos. Ya no hay adolescentes espontáneos, frívolos que cometen errores, como en las generaciones anteriores. Ahora, la Generación Z la forman jóvenes luchadores serios y ansiosos sobre el futuro.


Grupo Control