Exponential septiembre 2016
Medialabs Gif
 

¿Quién nos espía tras la pantalla?

¿Quién nos espía tras la pantalla?
Lunes, 02 de marzo 2015

Las redes de anuncios son los principales vigilantes de la actividad en Internet, junto a medidores de tráfico online y herramientas de análisis web. Además, el navegador del ordenador proporciona datos valiosos como dirección IP o información sobre versiones de software.

El funcionamiento de la publicidad contextual se basa en tu historial de búsquedas para ofrecerte artículos e información que los anunciantes piensan que pueden interesarte. Tras este sistema de publicidad se esconde una pregunta importante: ¿quién observa nuestra actividad en Internet? La respuesta, según los expertos de Kaspersky Lab, es aún más alarmante: todo el mundo que pueda hacer seguimiento. Los usuarios se encuentran bajo la mirada de cualquier recurso popular, pero nuestros principales vigilantes son las redes de anuncios, sobre todo las principales como Google Adwords, Oracle Bluekai, Atlas Solutions o AppNexus.

Tras ellas, se encuentran los medidores de tráfico online y las herramientas de análisis web. Las redes sociales también son unos buenos espías: no sólo rastrean la actividad de tu muro sino que cualquier sitio web con botones o widgets permiten el seguimiento.

La clave es conseguir los datos básicos del usuario de la web. El propio navegador  ya proporciona la dirección IP, información sobre las versiones del software, la resolución de la pantalla que se utiliza… Toda esta información, que a priori parece inocente, al combinarla supone un buen punto de partida para que el anunciante pueda realizar más acciones.

Las cookies son una buena herramienta para recopilar datos, ya que contienen información sobre las páginas por las que se navega: preferencias, secciones más vistas... También los botones de las redes sociales son un instrumento poderoso a la hora de obtener información. Éstas te conocen por tu nombre y pueden acceder a multitud de datos adicionales. Existen, además, otros métodos más exóticos como el plug-in de Adobe Flash, por ejemplo.

Peligros del seguimiento

En realidad, se sabe muy poco sobre el tipo y la cantidad de datos que acumulan los anunciantes, al fin y al cabo el acuerdo de usuario siempre es un montón de términos legales confusos del que nunca acabamos de entender todo su significado. Además, el seguimiento online no es tan inocente como pueda parecer, aunque no tengamos nada que esconder la pregunta que hay detrás es ¿dónde acaban los datos que las compañías de Internet han recopilado de nosotros?

Independientemente de las intenciones que tengan estas compañías, no existen pruebas de que estos datos sean almacenados de forma segura y las fugas de datos de estas compañías son el pan nuestro de cada día. Por ello, lo mejor es poner coto a los esfuerzos de estas corporaciones para conocer datos sobre ti. Aunque no existe un método 100% efectivo más allá de apagar el ordenador y guardarlo en una caja fuerte, Kaspersky Lab da una serie de sencillos consejos para ayudarte a evitarlo:

  • Cambia los ajustes del navegador. Puedes desactivar la opción de seguimiento directamente. De este modo, el navegador notificará a la fuente web que no deseas compartir tus datos. Su eficacia es discutible ya que muchos sitios ignoran la indicación de no realizar seguimiento.
  • Desactiva la instalación automática y activa el bloqueo de sitios web sospechosos y pop-ups. También conviene tener activada la verificación obligatoria del certificado SSL.
  • Bloquea las cookies de terceros que pertenecen a redes de anuncios. Sin embargo, estas redes, con la ayuda de algunos trucos pueden transferir las cookies de origen, que son necesarias para iniciar sesión.
  • No olvides limpiar la caché de tu ordenador.
  • Di no a los paneles de búsqueda, los ayudantes de búsqueda y a cualquier otra extensión que te ofrecen al instalar el navegador: se trata de spyware legal

Postgrado SEO julio 2016 pie

Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing