isolated 30 mayo
Medialabs Gif
 

SEO: el oscurantismo en la era digital

SEO: el oscurantismo en la era digital
Lunes, 26 de septiembre 2016

Los practicantes de la "magia negra" del SEO pretenden engañar a Google el mayor tiempo posible aprovechándose de las debilidades de sus algoritmos de búsqueda. Pero Google, siempre misterioso y esquivo, ya anticipa estrategias para defenderse.

Aquí en el Sur de España estamos atravesando el final de un benévolo verano que recién hace unas semanas ha llegado con temperaturas de más de 40º que aplastan, aunque sólo fuera para mostrar quien es en definitiva el dueño del clima, “I am the boss”, dijo el Sol. El 2 de septiembre para más datos, nos despertamos con tormentas severas, paradójicamente el sol, imperturbable, hizo su tarea y en la costa del sol, muy cerca de donde vivo ahora, brilló como es su deber durante todo el día empujándonos a todos a refrescarnos y buscar refugio como cada uno pudiera. No hubo vientos, ni nubes, ni truenos ni chubascos. Es que la tormenta no era climática, la tormenta se desataba en un submundo dentro de la matriz: Google. Esta realidad virtual en donde los amantes de la tecnología de uno de los negocios, sino el más, novedoso de este siglo XXI juegan día a día al gato y al ratón.

Mozcast que es un servicio “climático” que muestra cuantas variaciones porcentuales hubo en las posiciones de Google, hacia saltar sus mediciones.  Otros héroes de la climatología del SEO, (SEO del Inglés Search Engine Optimization es el estudio de oportunidades, riesgos y acciones para posicionar a un sitio web en los buscadores, dentro de lo posible, como uno de los primeros resultados) daban idénticos huracanes y las costas de nuestros clientes SEO mostraban que la tormenta no era menor… aunque finalmente como muchos huracanes sólo tocó la orilla, nos asustó a todos y volvió al mar. El susto fue mayor, pero no trajo más que cartones volando y palmeras deshojadas.

Intentaremos aclarar lo inaclarable… y es que, en esta instancia, al día de hoy la predicción de las acciones de Google, no son ni más ni menos, que un “símil” a la climatología de hace unos 500 años. Los “meteorólogos” miraban el cielo, median el viento con la punta del dedo mojado en saliva y sólo podían describir lo que “creían que estaba pasando”. Ahora, acerca de los porque, o del futuro, no, para eso había que cambiar de puerta. En las periferias del pueblo la bruja nos estaba esperando, el futuro y la mentira convivían en su enigmática bola de cristal y se hacían presentes entre ademanes e inquisidoras miradas. Las preguntas básicamente siempre las mismas: ¿puedo navegar, es propicio el momento para sembrar, acabaron las nevadas y puedo cruzar las colinas con el rebaño? En estos pases histriónicos de la pitonisa podían correr, a suerte o verdad, la bonanza o la pobreza del próximo año.

Torricelli fue quien le quitó el trabajo a las prestidigitadoras del clima, el brillante matemático y físico italiano construyo el primer barómetro allá por el siglo XVII y ese fue el comienzo del fin del oscurantismo, en la era de la meteorología.

Pero volvamos a nuestro tema, que ya de historias antiguas hemos visto demasiado.

El jueves 1 de septiembre y viernes 2 de septiembre se cernieron sobre nosotros fuertes cambios en el buscador de Google. Como siempre salieron a relucir los agoreros del apocalipsis, Google Panda aseveraban que había actualizado su siempre temible presencia, Google Penguin ya corría a otras dimensiones, o algún otro animalejo, que ya había hecho daño a todo el “trabajo” que se había realizado en estos últimos años con los clientes. Es que estamos ya acostumbrados a responder siempre a lo mismo: No hay recetas “mágicas” que puedan asegurar un refugio inexpugnable a lo que se podría describir como uno de los grupos de científicos más capaces que hay sobre la tierra en la actualidad. En Mountain View, Google, con un nutrido grupo de brillantes matemáticos y programadores excelsos, cuida y debe cuidar de su negocio, es prioritario para la firma de Larry Page y Sergey Brin: lograr que cuando alguien hace una búsqueda en su herramienta de búsquedas, se pueda encontrar el resultado más cercano a lo que realmente se pretende encontrar.

Esto no quita que el fin último de la mega firma de California sea vender publicidad, y lo bien que lo hace, pero para hacerlo debe entregar sin duda alguna el mejor resultado posible, a la búsqueda realizada.

Entonces, para poder hacer su negocio, están constantemente trabajando en pos de filtrar posicionamientos espurios de aquellos que son naturales. Este posicionamiento “natural” se logra porque básicamente responden con su página con la información que es la solución a la consulta que un usuario, no cualquiera, sino ese usuario en particular, en esa ubicación y con ese historial, hizo. 

Para responder “eficazmente” a la consulta del usuario, Google nos da ciertas pautas. Como toda compañía norteamericana que se precie, tiene su manual de buenas prácticas, y si al menos hacemos el intento de seguir lo que propone el manual y cumplimos con las buenas prácticas, probablemente tengamos buenas posibilidades de estar en los primeros resultados de Google. A estas buenas prácticas, se las denomina “White Hat” que podría asimilarse en esta analogía a la de los brujos de magia blanca. Ni ellos, ni sus clientes, debieran temer en exceso a los cambios de algoritmos, aunque muchas veces los cráneos matemáticos de la gran G se han equivocado, y luego de un lapso de tiempo han revertido filtros o cambios de algoritmo y las cosas, luego de la tormenta, han vuelto a la “normalidad”.

Es completamente distinto lo que sucede con los que hacen prácticas Black Hat o lo que sería Magia Negra del SEO. Estos pitonisos “aviesos”, temen, y con razón, porque el juego del gato y el ratón, siempre, en este caso, lo termina ganando Google. Las utilidades de esta técnica debieran plantearse así: “cuanto tiempo logro engañar a Google hasta que me descubra” ese tiempo es el que puede cobrar por sus servicios y mientras cobra debiera invertir en estudiar, porque también como los científicos de Moutain View, son grandes estudiosos, pero al servicio de causas precisamente contrapuestas. Como decía, también deben estudiar y mucho para develar cual es la “próxima” debilidad en los algoritmos, apurando deshacer lo hecho y volver a hacer de nuevo, trabajando sobre una nueva “debilidad”.

Esto que ha sucedido a comienzos de septiembre, es precisamente la búsqueda de Google por resolver debilidades en su buscador, y las tormentas que arrecian son los cambios en el algoritmo que filtran o intentan filtrar a los que hacen su trabajo de los que tratan de hacer su trabajo, con atajos que finalmente siempre serán detectados.

En definitiva, frente a las consultas acerca de la tormenta, los directivos de Google como siempre devuelven indirectas, incertidumbres y pocas precisiones como las de John Mueller @JohnMu devenido en una suerte de RockStar del mundo SEO y la otra superestrella el “conferencista” Gary Illyes ‏@methode, todos brillando en la matriz, gracias a que el súper héroe Mat Cutts se bajó del estrellato para dedicarse a su familia.

Esto es lo que dijo John Mueller acerca de la tormenta del jueves 2 de septiembre via twitter;

En definitiva, Google no responde, y con razón, puesto que, si va a luchar contra el Black Hat, no va a avisar con que armas lucha, ¿no?

Por lo que hemos visto, finalmente ha habido una actualización importante de los filtros de resultados locales intentando eliminar resultados poco relevantes al buscador local. Esperamos que dichos filtros sirvan para separar a los buenos de los malos, aunque esto no siempre sucede. Puesto que, por lo que explicamos anteriormente, aunque sea del interés de Google dar el mejor resultado posible, en la lucha contra las fuerzas “oscurantistas”, las cosas están difíciles y no siempre los buenos son tan buenos y ganan, ni los malos son tan malos y pierden.

Si te interesa el tema de las modificaciones del algoritmo puedes estar informado casi online aquí: http://deteresa.com/cambios-algoritmo-google/

Si quieres ver e instalar el widget de Mozcast aquí: http://mozcast.com/widgets

Si te interesa conocer algo más acerca de las patentes de Google que muchas veces nos dan pistas de las tecnologías que utiliza, o utilizará en el futuro, para filtrar y encontrar los “mejores resultados” puedes leer a uno de los, a mi gusto, mejores SEO que hay sobre la tierra: Bill Slawski en SeobytheSea aquí: http://www.seobythesea.com/ o seguirlo en twitter ‏@bill_slawski

También hemos escrito en MD Marketing Digital un pequeño compendio de buenas prácticas de Google aquí:

http://www.mdmarketingdigital.com/blog/como-distingue-google-un-buen-contenido-del-spam-herramientas-mas-importantes-parte-i/

y aquí

http://www.mdmarketingdigital.com/blog/como-distingue-google-un-buen-contenido-del-spam-herramientas-mas-importantes-parte-ii/

Por Claudio Heilborn, CEO de MD Marketing Digital


Postgrado SEO julio 2016 pie

Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing