Onlineprinters mayo 2016
 

Smint reivindica el beso real frente al "beso emoji"

Smint reivindica el beso real frente al 'beso emoji'
Viernes, 28 de octubre 2016

Se estima que, aproximadamente, 6 de cada 10 besos que damos son virtuales. Bajo esta premisa, la agencia de publicidad La Fábrica de Sombreros (LFDS) ha creado la campaña "Save the Kiss" para la firma Smint.

¿Pueden estar en peligro los besos reales frente al uso masivo y muchas veces excesivo de los emoticonos? Esta insólita cuestión ha llevado al equipo de creativos de La Fábrica de Sombreros (LFDS) a vertebrar una nueva campaña para Smint en la que entonan de nuevo su celebrado ‘Sin Smint no hay beso’ por una buena causa: #savethekiss o la defensa del beso real frente a la irrupción en masa de los besos que se ‘envían, pero que no se dan’.

Para concienciar sobre este nuevo escenario en el que el beso real ya ha sido rebasado -en cantidad- por el virtual, Smint abandera de nuevo una campaña que tiene como objetivo ‘devolver’ el beso al lugar del que nunca debió salir, los labios. “Velar por los besos reales también es nuestra responsabilidad”, destacan en la marca propiedad del grupo Perffetti Van Melle.

Para ello, La Fábrica de Sombreros ha tejido una completa campaña que se irá descubriendo en diversos formatos, canales y plataformas durante la temporada otoño-invierno y cuya piedra angular ha sido el alumbramiento de una nueva ‘entidad’: el movimiento ‘Save the Kiss’. Su misión: conseguir, desde lo digital, convertir los besos virtuales (o emojis) en besos reales a través de un gran número de iniciativas y proyectos. Esta idea impulsa esta vez a los usuarios del escenario ON al OFF desde distintos puntos de contacto.

El conversor de besos (una plataforma en la que todo el mundo puede subir sus besos reales para que no se queden en el olvido) y los Besamers (los defensores del beso real en Instagram, red que además contará con algunos de los influencers más importantes del momento) son algunos ejemplos, aunque en las próximas semanas la campaña dará un paso más hasta colarse en uno de los realitys más seguidos de la temporada. Spotify, entre otros clásicos escenarios ‘románticos’, también será conquistado por los besos reales de Smint.

“Nos tocamos menos, nos besamos menos. Y conforme la distancia virtual se estrecha, la distancia física crece”, destaca Yolanda Mora, directora creativa de LFDS. “Save the Kiss y todo lo que dará de sí es una llamada cómplice a la acción de besarse de verdad, pero somos conscientes de que para obtener resultados tenemos que promoverla desde una realidad totalmente digitalizada”, añade.

Por su parte, Smint siempre se ha posicionado como el mejor aliado del beso y hoy el reto, más que nunca, es ‘transformar todos los besos que cada día se envían sin reparar en calidad ni en cantidad, en besos reales’, matiza Adriana González, Brand Manager de Smint.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing