Onlineprinters mayo 2016
 

Tecnología y alimentación

Tecnología y alimentación
Martes, 07 de julio 2015

El fenómeno del Techfood está generando constantemente innovaciones que van a cambiar la forma en la que entendemos la comida. Y no sólo creando nuevos productos y servicios, sino también experiencias y oportunidades de formación antes impensables.

Intel celebró el pasado 28 de junio la séptima edición de su Intel Trends Day, un foro de debate organizado por Intel Corporation en el que se analiza la influencia de la tecnología en los diferentes ámbitos de creación. Esta séptima edición ha girado en torno al concepto de Techfood, surgido recientemente de la intersección entre tecnología y alimentación, y que promete revolucionar por completo la manera en la que concebimos y nos relacionamos con la comida, y nuestras experiencias en torno a la misma.

Un año más, Intel Trends Day contó con la participación de cinco expertos y profesionales del sector para debatir y reflexionar sobre cómo la tecnología está dibujando un nuevo panorama gastronómico lleno de cambios: Leonor Fernández, anfitriona y chef de EatWith; Alma Obregón, repostera; Malwine Steinbock, cofundadora de Cookbooth; Emilio Tovar, CIO del Grupo Telepizza; y Beatriz Romanos, editora y creadora de TechFood Magazine.

Muchos expertos ven ya la gastronomía y la alimentación como la próxima frontera que las tecnologías de la información van a pasar, generando innovaciones disruptivas que van a cambiar la forma en la que entendemos la comida. Hoy en día, ya estamos asistiendo a la aparición de multitud de nuevos inventos y creaciones que reflejan y ejemplifican esta revolución.

El mismo Bill Gates ya declaró hace poco que esto no es más que el principio de una enorme innovación en este campo. Una innovación que se aplica a toda la cadena de valor de la alimentación, desde la agricultura hasta la mesa del restaurante, con tecnologías que ya conocemos como internet o los smartphones, pero también con otras, no tan extendidas, como el Big Data, los drones, la utilización de sensores o la nanotecnología, que están realmente revolucionando muchos ámbitos del campo de la alimentación.

Beatriz Romanos ve que todas estas innovaciones responden a tres objetivos principales o áreas en las que se están aplicando especialmente la tecnología:

1. Responder al reto de cómo vamos a alimentar el planeta. En 2100, habrá 10.000 millones de personas en el mundo, por lo que se hace necesario centrar esfuerzos en que la tecnología sirva para hacer más eficientes los cultivos y la forma en la que creamos la comida.

2. Responder al reto de dietas más saludables. Por ejemplo, dietas más equilibradas o libres de alérgenos. “Están surgiendo proyectos muy interesante en torno a esta área y la tecnología tiene mucho que decir y ofrecer”.  

3. Mejorar la experiencia culinaria través de la tecnología. Desde cómo compramos hasta cómo compartimos lo que estamos comiendo en redes sociales o la propia experiencia de ir a un restaurante. En este punto, Romanos señaló un par de ejemplos significativos: “Yahoo creó el canal Yahoo Food, dedicado específicamente a la alimentación, y en sus primeras tres semanas recibió más de 10 millones de visita. Pinterest también ha creado un canal de comida y dos veces al día, las cosas que aparecen en este canal, se convierten en trending topic”.

La tecnología está permitiendo, no solo crear nuevos productos y servicios, sino crear nuevas experiencias. En el caso de EatWith, puede apreciarse la manera en la que la tecnología es esencial para crear un primer vínculo entre un grupo de personas desconocidas para llevar a cabo una actividad en común, y que termina de completarse una vez que ese grupo se conoce en persona.

Esta tecnología, en concreto internet, está permitiendo también abrir las puertas a la formación y el aprendizaje, y a la información en general. En este punto, Malwine Steinbock señala que “cada mes se hacen mil millones de búsquedas de recetas en Google, internet se ha convertido en la gran fuente de información en este sentido”. Las nuevas formas de mostrar recetas de una forma más visual permiten una explicación más clara y comprensible para el usuario que el texto. “Las apps y la gran cantidad páginas y webs sobre cocina están aportando mucha información al consumidor sobre lo que comemos, y nos permiten tener mucho más control sobre lo que comemos. En definitiva, estamos muchos más informados”.

A la hora de elegir cuáles son sus dispositivos electrónicos indispensables en la cocina, los participantes coinciden sin duda: el móvil y la tableta. La movilidad se impone a la hora de cocinar. Así quedó demostrado durante el taller que llevó a cabo Alma Obregón tras el debate. Alma mostró a los asistentes cómo la movilidad y potencia de un sistema 2 en 1 pueden convertirlo en el perfecto aliado en la cocina. A través de una de sus populares recetas de cupcakes pudo enseñar en directo como su 2 en 1 es el dispositivo ideal para seguir paso a paso una receta, hacer fotos de sus deliciosos postres o incluso enseñar a sus amigos a cocinar a través de Skype.

Por su parte, para ellos el futuro del Techfood pasa por los dispositivos inteligentes y conectados, basados en lo que ahora conocemos como Internet de las Cosas. Neveras inteligentes que se encarguen de hacer la compra cuando nos falta algún ingrediente o producto, o cocinas multimedia con las que interactuar a través de cámaras de reconocimiento 3D fueron algunos de los “inventos ideales” de los participantes.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing