Digitas LBi
 

Valores 2.0

Miércoles, 28 de septiembre 2011

Marta Rodríguez, directora general de Mediaprism, reflexiona sobre los valores en un entorno en constante evolución

“Este es el siglo de la Atención: de intentar captarla y que dure más tiempo”: Qué gran frase que tuve la suerte de escuchar personalmente de Rodolfo Carpintier (@rcarpintier) durante la última Junta Directiva de ADigital antes de verano. Sin duda alguna, esta frase tan acertada encaja totalmente con el esfuerzo que entiendo está haciendo Google+, que aterrizando en julio, ya preveían llegar a los 10.000.000 de usuarios.

 

 

 

 

 

 

Siguiendo con la reflexión de Rodolfo: ¿conseguirán captar la atención y que ésta atención dure tiempo? Es decir: ¿cuánto tiempo le quitarán estos usuarios a las otras redes sociales para dárselo a Google+? (de hecho, ya hay alguien que ha profetizado la muerte sin retorno de Facebook). A finales de septiembre, cuando Google+ está ya abierto a todo el público, acorta distancias exponencialmente con respecto a Facebook: ¿qué diferencia de mensajes, de publicaciones harán en Google+? ¿o será un espacio más para compartir lo mismo? Y vemos cómo Facebook ha reaccionado con su F8: herramientas para compartir más, mantenernos más tiempo e interactuando con más personas. Sin duda alguna, cómo bien decía Rodolfo, en ese campo estará la principal batalla: la atención. 

 

 

Si es el siglo de la atención, sin duda alguna, también es el siglo de Los Valores. En ese mismo foro, se habló también de ellos, de cómo “los valores cambian con el tiempo: cambia la forma de entender la privacidad, de lo que debe ser gratuito; la gente joven No es que no tenga valores, sino que éstos, están en constante evolución y hay que acompañarles”. No hay nada más que me inquiete ahora mismo que la supuesta relatividad de los valores: algo para profundizar.

 

 

Ya para Epicuro, la noción de sabiduría englobaba la Verdad (con mayúscula), que es absoluta y universal y hay un filósofo francés al que sigo desde hace años, Marcel Conche que decía: “los valores son eternos, absolutos y no porque duren eternamente, sino porque valen con independencia del tiempo” y continuaba diciendo: “el gesto (llamémoslo aquí nosotros “la ética”) pasa, el valor permanece. Dejemos la relatividad de la ética: cada civilización tiene su ética, sus maneras de entender  sus gestos”. Y eso mismo es lo que pasa en nuestra sociedad. También  Sócrates, al contrario de los sofistas, pensaba que la capacidad de distinguir lo que esta bien de lo que esta mal se encuentra en la razón, no en la sociedad. Utilicemos esa razón que tanto cuidamos en ayudarnos a averiguar lo que está bien y lo que está mal.

 

 

De esta manera, creo entender que lo que va a cambiar en nuestra sociedad son las maneras de entender las cosas, los gestos cambian: es decir, la mayor tendencia a la gratuidad, qué es la privacidad, etc… esos gestos pasarán, pero los valores no pasan. Perduran. Hagamos que perduren.

 

 

Un ejemplo claro de sociedad que ha cambiado su código ético, es Arabia Saudi, otorgando el derecho de voto a las mujeres. Aún no han conseguido el derecho de tener permiso de conducir, pero es un gesto ético más, un logro más.  Muchas veces pienso que deberíamos hacer hincapié en el estudio de los clásicos, de los cuales aprenderíamos mucho: ya Platón tenía una visión positiva de la mujer, permitiéndola gobernar, sin hacer ningún tipo de distinción al respecto.

 

 

Mi deseo de esta firma: hagamos juntos el porvenir, avancemos en los gestos éticos, evolucionemos, cambiemos, pero mantengamos en nuestra sociedad los valores en manos de la Verdad y de la razón, eternos, absolutos. Porque…como dice Julio Verne en su maravilloso ‘P’tit bonhomme’:  ¿es que acaso el porvenir es otra cosa que un presente que se renueva todos los días?

 

 

Hasta la próxima Amigos

 

Marta Rodríguez

Directora general de Mediaprism


Postgrado SEO julio 2016 pie

Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing