Sabiduría indígena e Inteligencia Artificial salvan a las tortugas

Sabiduría indígena e Inteligencia Artificial salvan a las tortugas
Miércoles, 16 de junio 2021

Armados con información precisa de localización, gracias al análisis en tiempo real de imágenes de la Inteligencia Artificial de Microsoft Azure, los guardas indígenas de Australia pueden localizar los nidos de tortuga y protegerlos de sus depredadores.

CSIRO, los guardas forestales indígenas de Aak Puul Ngantam (APN) del Cabo York y Microsoft han desarrollado un sistema, basado en la nube y apoyado en Inteligencia Artificial, que analiza miles de fotografías aéreas de playas remotas del norte del continente para identificar nidos de tortuga y sus potenciales depredadores.

La vida se ralentiza cuando las lluvias monzónicas azotan el norte tropical de Australia. Los lugareños llaman a este chaparrón de fin de año la "Gran Humedad", y las lluvias torrenciales también transforman drásticamente el espectacular paisaje de la región: vastas extensiones de terreno pueden quedar aisladas por las inundaciones y el barro, incluso muchos meses después de que las lluvias hayan cesado. Este prolongado aislamiento supone un gran problema para las posibilidades de supervivencia de algunas especies de la costa occidental de la península del Cabo York: las crías de tortuga en peligro de extinción. 

En algunas partes del oeste del Cabo York, en el extremo norte de Queensland, los jabalíes pueden desenterrar y comerse el 100% de los huevos de los nidos de tortuga. En la franja de 50 km de playa en la que se centra el programa de protección de la APN, esto representa una pérdida de unas 2.000 crías de tortuga cada año.

Tecnología y conocimiento del terreno para preservar la biodiversidad

La automatización y aceleración del seguimiento de los nidos de tortuga ofrece a los guardas autóctonos la mejor oportunidad de proteger los nidos, controlar a los depredadores y ayudar a aumentar las posibilidades de supervivencia de las crías de tortuga carey, lisa y golfina. Con este sistema, lo que normalmente lleva un mes de trabajo de seguimiento sobre el terreno puede lograrse en solo dos horas, utilizando un helicóptero o un dron, combinado con la computación en la nube de Microsoft Azure y el potencial de sus herramientas de Inteligencia Artificial y servicios cognitivos, como las de análisis automático de imágenes. Así, con datos precisos de localización casi en tiempo real, los guardas pueden actuar con mayor rapidez para salvaguardar los nidos y proteger a miles de crías para que las poblaciones de tortugas puedan recuperarse en los próximos años.


Grupo Control