5 trucos para que tu sitio web cause buena impresión a la primera

5 trucos para que tu sitio web cause buena impresión a la primera
Lunes, 29 de junio 2020

La primera impresión juega un papel crucial en la decisión de compra de los consumidores. Dado que la mayoría de los negocios operan ya de manera online, optimizar su sitio web es una estrategia esencial para captar la atención del usuario.

La primera impresión desempeña un papel fundamental a la hora de comprar un producto o probar un servicio. Si a un consumidor no le gusta algo a primera vista, es bastante improbable que acabe comprándolo. Las impresiones, por tanto, son importantes tanto en el mundo real como en el digital

Para hacer que los visitantes de tu sitio web se conviertan en consumidores potenciales es necesario que tu sitio web dé una impresión estupenda. Y, ¿cómo hacerlo? No te preocupes, estamos aquí para echarte una mano. Vamos a ver las 5 estrategias infalibles para dar una buena impresión ante los consumidores.

Tu producto puede ser mejor que lo ofrecido por la competencia, pero si no da una buena primera impresión es una señal de que necesitas hacer algo con su promoción. El desarrollo del marketing digital, el SEO y otras estrategias imprescindibles te ayudarán a promover el producto de una manera útil y eficaz.

Si tienes un negocio en línea, el sitio web es el lugar donde se colectan las impresiones. Según algunas estadísticas, el 94% de los conceptos que influyen en la primera impresión del usuario están directamente relacionados con el diseño. Y las cosas que forman parte del 94% son el logo, las imágenes, la barra principal, la estructura, la identidad visual, y otras ideas que tengan que ver con la sensación visual.

Además del diseño, hoy hablaremos de otros elementos fundamentales que influyen en la primera impresión de los usuarios. Aquí están los 5 trucos que te ayudarán a mejorar la experiencia de usuario de tu página web y ganar más clientes impresionados con el trabajo que haces.

1. Asegúrate de que tu sitio web cargue rápido.

Es el diseño lo que atrae a los usuarios, pero el tiempo que van a pasar en tu sitio web depende del rendimiento y la velocidad de carga de tu página. Los factores mencionados son fundamentales tanto para la experiencia de usuario como para el SEO y tu éxito en SERP.

La velocidad y la seguridad de tu sitio web dependen mayormente de hosting web, una plataforma donde se guardan los datos de tu página web y que provee varias funciones respecto al rendimiento total de un sitio en Internet. Para disfrutar de numerosas ventajas sin preocuparse de caídas de servidor u otras inconveniencias, es necesario escoger una empresa de reputación que ofrezca las opciones que realmente causan una buena primera impresión – Hostinger, por ejemplo.

Hostinger representa una mezcla de gran rapidez, seguridad y rendimiento. Todos los servicios se ofrecen a un precio genial y, además de las soluciones respecto a hosting compartido, hosting dedicado (VPS) y hosting WordPress, puedes escoger entre varios dominios y otras funciones que mejorarán tus prácticas SEO y otros aspectos vitales de la experiencia de usuario.

Si tu sitio web carga rápido, se hace un ambiente muy positivo para la primera impresión que los usuarios puedan tener en cuanto a tu negocio. Y si no, es muy probable que ellos se vayan a otro sitio web para disfrutar de unas opciones de calidad.

2. Crea un sitio web responsive.

Tener un sitio web responsive significa que lo tienes optimizado para varios dispositivos: ordenadores, teléfonos móviles y tabletas. El hecho de que la mayoría del tráfico provenga de los dispositivos móviles hace que los dueños de los sitios web optimicen sus páginas para pantallas más pequeñas.

Si tu sitio web no funciona bien en los smartphones, los usuarios no van a estar satisfechos con lo que ven. Además de dar una impresión negativa, un sitio web no responsive tampoco es beneficioso para el SEO: ni Google ni otros motores de búsqueda suelen dar prioridad a las páginas que no ofrecen una experiencia completa a sus visitantes.

3. Enfócate en crear una llamada a la acción (call to action) atractiva.

La llamada a la acción forma una parte crucial del marketing y el diseño de tu página web. Es una clave para convertir usuarios en compradores, pero la verdad es que la mayoría de los sitios web deciden no ponerlo.

Te recomendamos que pongas una llamada a la acción en la parte superior de tu home page. De esta manera, los usuarios podrán contactarte más fácilmente para ayudarles resolver un problema que tenga que ver con tus servicios.

La llamada a la acción debería ser simple, concisa y única – es decir, sin mucho texto y sin palabras vagas como info, ver más, etc.

4. Presta atención a la estructura de tu sitio web.

La estructura de un sitio web es un elemento fundamental del cual depende la experiencia de usuario. Es una de las primeras cosas que un visitante ve al entrar en tu sitio web: si no le gusta, lo abandonará inmediatamente.

Es necesario ofrecer una información clara y bien ordenada a nuestros clientes potenciales. Asegúrate de que tu contenido esté bien presentado, enriquecido con imágenes, llamadas a la acción y párrafos destacados que llamen la atención de los lectores. Ofrecer un texto plano, sin cosillas que contribuyen a su estructura, no es suficiente para convencer a los usuarios para pasar más tiempo en tu sitio web y comprar tus productos/utilizar tus servicios.

5. Tipografía y el uso de fuentes.

Para causar una buena primera impresión, se recomienda dedicar un poquito de tiempo a pensar en las fuentes tipográficas, tamaños y colores que sean más fáciles de leer. Cuando un sitio web es legible, un visitante puede obtener más información sobre un negocio y los servicios o productos que ello ofrece. Facilitar la lectura a los visitantes es una práctica infalible que mejora la experiencia de usuario y crea un ambiente fácil de usar.


eshow interactiva junio 2020
 
Grupo Control