Amazon Game Room
 

Estafadores se hacen pasar por influencers y marcas en las redes

Estafadores se hacen pasar por influencers y marcas en las redes
Viernes, 26 de agosto 2022

Las estafas online continúan aumentando y diversificándose a un ritmo preocupante, lo que puede afectar especialmente a las compañías de marketing que dedican cada vez más tiempo y recursos a desarrollar su trabajo en el ámbito digital.

La captación de nuevos clientes y la promoción de los que ya tenemos, necesita de una amplia variedad de recursos online que pueden ayudarnos a potenciar la presencia de nuestra empresa e ingresos globales, pero que también nos deja más expuestos a posibles hackeos y otras ciberamenazas.

Uno de los ciberataques que está extendiéndose cada vez más en los últimos meses pasa por la usurpación de identidades de diferentes influencers o marcas de prestigio. El objetivo es obtener datos o infectar con malware el software de las víctimas, algo que puede dejar particularmente expuestas a las empresas de marketing. En el ámbito digital y, sobre todo, en el ámbito del marketing, la imagen tiene mucho más peso que en otros entornos. Por eso, un hacker que se haga pasar por tu compañía puede causar más daño de lo que podría parecer.

¿Cómo se producen estos nuevos ataques de phishing?

Para poder hacerse con los datos de sus víctimas, los hackers están creando perfiles falsos en diferentes redes sociales o incluso en distintos gestores de correo electrónico para contactar a sus víctimas potenciales desde ellos. Estos perfiles pueden ser de varios influencers o de empresas reconocidas, para los cuales utilizan distintas fotografías o logotipos extraídos de las redes legítimas de estas instituciones o profesionales de la red.

Tras crear un perfil falso, pero de apariencia legítima, los ciberatacantes tratan de convencer a las víctimas de la necesidad de facilitarles sus datos personales o de acceso a determinadas cuentas, ya sea como parte de una posible oferta comercial o con cualquier otro pretexto. La credibilidad y el prestigio de las empresas o los influencers personificados facilitan la estafa, porque las víctimas son más propensas a creer lo que se les dice desde estos perfiles falsos.

Protege tus cuentas para impedir el acceso de los ciberatacantes

Aunque este tipo de ciberataques son peligrosos de por sí, cuando se realizan desde un perfil falso en una red social o en una página web de phishing, pueden resultar todavía más devastadores si se llevan a cabo desde tus propias redes. Esto es lo que ocurre si no proteges adecuadamente tus redes sociales o las cuentas de correo o tu página web, ya que los ciberatacantes podrían en este caso hacerse con tus contraseñas y controlar por completo dichas plataformas digitales.

Las estafas realizadas desde cuentas legítimas son prácticamente imposibles de detectar por las víctimas salvo que sean muy obvias, y el daño causado a las empresas afectadas por este tipo de ataques puede ser irreparable. Algunos ejemplos de este tipo de hackeos fueron las estafas del Bitcoin llevadas a cabo en las cuentas de grandes personalidades de Twitter como Elon Musk, Barack Obama, Bill Gates o Joe Biden, donde los ciberatacantes publicaron direcciones de Bitcoin que les permitieron lucrarse con impunidad mientras duró el ataque.

Prevenir daños es más sencillo que repararlos

El uso de medidas de ciberseguridad adecuadas como una VPN, un gestor de contraseñas y un software antimalware robusto pasa a ser entonces fundamental para prevenir este tipo de ciberataques y garantizar la viabilidad de cualquier compañía con intereses en el ámbito digital. Mientras que grandes figuras como Barack Obama o Bill Gates pueden reparar su imagen rápidamente después de un ataque de este tipo, las pequeñas y medianas empresas lo tienen mucho más difícil, y pueden verse abocadas a la bancarrota si su nombre queda permanentemente asociado a una vulnerabilidad en internet.

Uno de los principales problemas de internet es: “nunca olvida nada”. Esto puede usarse como herramienta a favor de tu empresa, ya que, cuando logras construir una buena reputación, puede resultar duradera y ofrecerte excelentes réditos. Sin embargo, también puede ser un arma de doble filo en el caso de que tu compañía sufra una vulnerabilidad capaz de costarle dinero o una pérdida de la privacidad a tus clientes. En definitiva, la inversión en ciberseguridad es hoy más importante que nunca y un paso inevitable en el camino hacia el éxito digital.


Grupo Control