"Fast content", la tendencia de ofrecer contenidos breves y creativos

'Fast content', la tendencia de ofrecer contenidos breves y creativos
Jueves, 14 de noviembre 2019

Madzuli Agency explica la tendencia de adaptar los contenidos de marca a la forma de consumo del usuario actual a través del móvil y las redes sociales: rápida, sencilla y amena.

Actualmente, más del 90% de los usuarios poseen un smartphone. Esto ha provocado un cambio en cómo los usuarios consultan y consumen la información y, a su vez, en cómo se ofrece. Ahora, la accesibilidad que otorga el móvil invita a conectarse de forma constante en periodos cortos de tiempo

Este panorama ha propiciado el auge del fast content. Pero, ¿en qué consiste? En realidad, se trata de todo el contenido pensado para ser consumido de forma rápida y, en general, desde el smartphone, sobre todo a través de las redes sociales. Desde la creación de Snapchat, han sido muchas las plataformas que han decidido incluir una sección para añadir contenido breve y efímero: Facebook, Instagram e incluso Whatsapp. Por eso, las marcas se centran en este formato, que consigue satisfacer la necesidad del usuario de consumir contenidos de forma rápida, sencilla y lo más amena posible. “Es primordial tener en cuenta que, con la cantidad de información que recibe día tras día el usuario, hay que conseguir diferenciarse con un contenido breve, de calidad, innovador y creativo”, asegura  Kevin Geets, CEO de Madzuli Agency, agencia belga de marketing digital 360º con presencia en España. 

Por ello, Madzuli Agency ofrece a las empresas tres consejos imprescindibles para aplicar el fast content a sus campañas de marketing con un resultado exitoso:

  • Menos contenidos, pero de mejor calidad. La idea no radica en ofrecer al consumidor una gran cantidad de vídeos que, probablemente, ignorarán o terminarán ignorando. Se trata de publicar contenido audiovisual meditado. Esto significa que hay que tener en cuenta a qué target se quiere enfocar la campaña y, en base a esto, seleccionar el formato que mejor se adecúe. De este modo, se creará un contenido que llame la atención del usuario, aportando siempre  un alto componente creativo e innovador. Para esto también es primordial ir alineados a los valores de la marca y el producto o servicio que se quiere comunicar.
  • La primera impresión es la que cuenta. Por esta razón, el objetivo final, cuando hablamos de fast content,es que el mensaje llegue a la audiencia de la forma más clara posible desde el primer segundo. Debe ser contenidos sin rodeos, en el que el usuario tenga claro en todo momento qué se quiere comunicar y quién lo está comunicando.
  • Elegir el soporte más adecuado. YouTube es una de las redes sociales más consumidas a nivel mundial. Sus bumper ads son anuncios obligatorios de una duración máxima de 6 segundos y, por tanto, una buena opción para incluir el fast content de una marca. Sin embargo, el usuario puede percibirlo como lo que es: un anuncio más. Otras opciones, como vídeos cortos similares a los stories de Instagram y Facebook, ayudan a humanizar la marca y conectar con sus seguidores de forma más personal. Esto generará más interés en el consumidor y ayudará a que aumente el engagement.

Esta tendencia ha surgido a raíz de la necesidad de las marcas por adaptarse a los hábitos de consumo del cliente. “La tendencia del fast content ha surgido a raíz de la necesidad de las marcas de adaptarse a los hábitos de consumo del cliente. Por ello, el objetivo es captar la atención del usuario desde el primer segundo, de forma que este realice la acción que buscamos con nuestra campaña o que, incluso, se convierta en el mayor fan de tu marca”, concluyen desde Madzuli Agency. 


Grupo Control