Las claves de la fiebre Fintech e Insurtech

Las claves de la fiebre Fintech e Insurtech
Lunes, 10 de mayo 2021

El Virtual South Summit organizado por South Summit e IE University contó con emprendedores y corporaciones del sector Fintech e Insurtech de primer nivel, quienes debatieron sobre los retos y los nuevos desafíos del sector asegurador y la tecnología financiera.

En 2009 se lanzó el primer bitcoin y nadie se podía imaginar que once años después invertir en este tipo de criptomonedas iba a ser uno de los hobbies favoritos de los españoles. La aceleración digital provocada por la crisis de la Covid ha contribuido a dinamizar el mercado y, de hecho, según una encuesta de Estatista, el 9% de la población española usa o posee criptomonedas, por encima de otros países como Estados Unidos, Alemania o Japón. Aunque parezca que el sector financiero está vetado solo para aquellos que son expertos, la digitalización ha acercado este mundo a muchos españoles y está claro que ha llegado para quedarse. 

Aún así, todavía queda trabajo por hacer: según la AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech) la inversión anual en Fintech en España es de unos 250 millones de dólares, mientras que en el resto del mundo ronda los 40.000 millones. En esta revolución Fintech, la agilidad de los emprendedores tiene un papel fundamental. Por esta razón, South Summit e IE University han organizado un Virtual South Summit enfocado en Fintech & Insurtech. El encuentro, celebrado ayer, contó con emprendedores y corporaciones de primer nivel, quienes debatieron sobre los retos a los que se va a enfrentar este sector y los nuevos desafíos en torno al sector asegurador y la tecnología financiera.

Entre las lecciones más relevantes que se extrajeron de este Virtual South Summit están: 

  • Automatización: todos los expertos apuntan que el futuro de la banca será aún más digital y que sólo interactuaremos con otras personas cuando se trate de un servicio que aporte valor añadido, todo lo demás será automatizado. En este sentido, destacan proyectos como el presentado ayer por Seedcash, startup española que ha desarrollado el primer software de gestión automática e inteligente de la liquidez para pequeñas empresas y autónomos. 
  • Acceso a la inversión: España es el país de la Zona Euro que cuenta con más startups del ecosistema Fintech pero, en cuanto a inversión, sigue muy lejos de las grandes potencias. No solo a nivel económico, también regulatorio por el gran impacto que tienen en los ODS por su componente social. Para facilitar esta inversión existen startups como Raison, finalista del Virtual South Summit in Fintech, quienes han desarrollado una plataforma de inversión en empresas que permite a los inversores minoristas comprar acciones de grandes empresas como Airbnb o SpaceX; o como Divizend, otra de las finalistas, quienes desarrollan soluciones tecnológicas para convertirse en el punto central de contacto para los inversores en materia de dividendos. 
  • NFT: estos activos digitales son los nuevos cromos de coleccionista por los que la gente antes pagaba un dineral. Ahora también lo hacen, pero sin recibir nada de forma física. Su tecnología permite comprar una obra digital, demostrar su autenticidad, hasta tal punto que casas de apuesta como Christie’s o Shoteby’s los han empezado a incluir en sus operaciones. Solo en 2020, el valor de estos activos digitales ascendió a 338 millones de dólares, más del doble que el año anterior.
  • Cloud Services: la pandemia también ha tenido sus consecuencias negativas en este sector. Pero, gracias a las nuevas tecnologías de la nube y a los modelos de pago por consumo, muchas de estas empresas que ya contaban con servicios digitales han podido adaptar sus costes a la demanda.  
  • Blockchain: las instituciones financieras e inmobiliarias necesitan aprovecharse de esta tecnología para ganar en calidad, rapidez y seguridad. Una de las conclusiones a las que se llegó en el encuentro de ayer fue la necesidad de las empresas de usar su propia infraestructura como una plataforma que les permita sumergirse en el ecosistema de soluciones tecnológicas para innovar y ofrecer nuevos productos. De hecho, quien puso más foco sobre este tema fue otra de las startups finalistas, Solidblock, que emite valores digitales para proyectos inmobiliarios a través de su plataforma de blockchain. 
  • Análisis de datos: el protagonismo del Big Data en el sector financiero y asegurador es muy importante; si existen algún mercado en el que las cifras tienen especial relevancia es este. Como apuntaron ayer los expertos en el Virtual South Summit, estos sectores pueden beneficiarse de su análisis y gestión para conseguir grandes beneficios. Entre las startups destacadas en esta tarea está Wegroup. un proyecto participante en el Virtual de ayer que basándose en el análisis avanzado de datos ha creado una plataforma para ayudar a los proveedores de seguros a comprender mejor las necesidades y los riesgos de sus clientes. 
  • Open Banking: este término ya se conoce dentro del sector como el futuro de la banca tradicional, se trata de aquellos nuevos negocios con esquemas digitales que llevan a los clientes no solo a través de los canales propios, sino a canales de terceros que ofrecen servicios para el consumidor final. Henrik Gebbing, Cofounder y Co-CEO de Finoa, una plataforma financiera creada en Berlín; apuntó sobre este tema: “El potencial es enorme, la cartera de proyectos actual en el mercado ya es grande y crece de forma constante, pero actualmente sólo se utiliza una parte de las posibilidades debido a los obstáculos que todavía quedan”
  • Hiperpersonalización: poner en centro al cliente en cuanto a las estrategias digitales, saber lo que quieren y poder resolver sus necesidades ha sido algo esencial en estos sectores. Así lo apuntaba ayer uno de los participantes del encuentro digital, Joao Cardoso, CEO y Cofounder de Lovys una neoaseguradora con sede en París, finalista de South Summit 2018, quienes se definen como “la primera aseguradora que aman los clientes”. 

Grupo Control