Parnaso septiembre 2019
 

Talavera de la Reina y Segovia, laboratorios vivientes del 5G

Talavera de la Reina y Segovia, laboratorios vivientes del 5G
Viernes, 03 de mayo 2019

La consultora Ernst & Young proyecta que dos tercios de la población mundial residirá en ciudades para el año 2050. La optimización de los recursos será imprescindible y la tecnología 5G será fundamental.

Una de las mayores promesas de futuro ligadas al desarrollo del 5G es la oportunidad de vivir en ciudades más eficientes, en las que todo esté conectado. Todavía hay mucho por hacer en este campo, pero en la actualidad tenemos atisbos de lo que podemos esperar en las urbes en relación a la llegada del 5G. Es el caso del proyecto impulsado por Telefónica, con colaboración de Nokia y Ericsson, en las ciudades españolas de Talavera de la Reina y Segovia, en el que ambas localidades se convierten en un laboratorio viviente y sus habitantes son los primeros en disfrutar de las ventajas de la quinta generación móvil. También han colaborado Seat y Ficosa en el ámbito de coches conectados, imprescindible para el desarrollo de la infraestructura vial, seguridad y gestión de tráfico. Según explicaban los impulsores del proyecto, las primeras aplicaciones visibles serían servicios turísticos mejorados con realidad virtual, masificación del Internet de las Cosas, la gestión remota de procesos críticos, el 'gaming' en movilidad, además de la mejora en la señalética, siempre comunicada con los vehículos de transporte público y cualquier otro coche conectado. El 5G afectaría también a cosas tan sencillas pero tan importantes como una mayor eficiencia del alumbrado público, de los sistemas de riego, cadenas de producción…

En términos globales, China y Estados Unidos compiten por liderar la implantación del 5G en el mundo. El gobierno chino controla a las teleoperadoras del país y lleva haciendo pruebas con el 5G en ciudades como Beijing y Shangai desde 2016 y desde 2018 ya existen coches autónomos que reciben y responden con datos en algunas carreteras conectadas con esta tecnología. En EEUU el desarrollo del 5G queda en manos de las empresas de telecomunicaciones y ha sido AT&T la encargada de implementar la red móvil de quinta generación en varias poblaciones a finales de 2018, teniendo previsto ofrecer el servicio en la mayor parte del país para 2020.

Eficiencia y seguridad en los coches conectados

En el marco del Mobile World Congress de 2019 una de las presentaciones más novedosas fue la del coche equipado con 5G, por parte de Seat y Telefónica, que dio pistas de lo que se puede esperar en materia de movilidad urbana con la penetración de las nuevas redes móviles, a través de su proyecto 5G Connected Car. Destacan entre los principales beneficios la posibilidad de prever obstáculos más allá del campo de visión del conductor, el desarrollo de infraestructura de tráfico conectada, reacciones más rápidas que la capacidad humana, interconexión de redes, servidores y big data, pero sobre todo, el más importante de todos: salvar vidas. La tecnología ya está disponible. Desde Qualcomm ya han lanzado sendas plataformas con tecnología C-V2X ('celular vehicle to everything') que permite a los vehículos interactuar con todo lo que les rodea a través de la red móvil: comunicaciones con otros automóviles (V2V), peatones (V2P), infraestructura (V2I) e incluso con la nube (V2N). Este escenario hace posible tanto la conducción autónoma como la conducción asistida, así como la gestión automatizada del tráfico, la reducción en los índices de contaminación y por supuesto la obtención de información que repercute en la mejora de la ciudad. En todo caso, crea un ecosistema más eficiente, preciso y seguro. 

¿Qué podemos esperar de los coches conectados? Bosch, Vodafone y Huawei han hecho ensayos en autopistas de Baviera, Alemania, demostrando los beneficios del intercambio instantáneo de información entre vehículos y de vehículos con su entorno, con alertas en tiempo real pero, además, acelerando y frenando automáticamente de ser necesario. Otra de las ventajas disponibles para la asistencia en la conducción es el Control de Crucero Adaptativo (ACC) que mantiene la velocidad que seleccione el conductor, así como la distancia de seguridad definida, siendo capaz de reconocer e incluso anticipar los comportamientos de los conductores cercanos. 

Desde finales de 2016 está activa la Asociación Automovilística 5G, fundada por Audi, BMW, Daimler, Ericsson, Huawei, Intel, Nokia y Qualcom, y cuyo reto ha sido desarrollar, probar y dar difusión a iniciativas vinculadas con el aprovechamiento del 5G en el sector de la automoción, así como elaborar estándares de calidad e impulsar la penetración en el mercado.


Dirigentes septiembre 2019
eShow septiembre 2019
 
Grupo Control