BankinterAdvertisement
 

Bumble sabe "lo que las mujeres (no) quieren"

Bumble sabe 'lo que las mujeres (no) quieren'
Martes, 27 de septiembre 2022

Bumble, la aplicación de citas donde las mujeres dan el primer paso, celebra una mesa redonda en España para comentar los resultados del estudio "Lo que las mujeres (no) quieren", que revela los rasgos que más valoran los hombres y las mujeres solteros: el sentido del humor (73%), la atracción sexual (63%) y los valores compartidos (60%).

Con motivo del primer estudio realizado por Bumble en España: “Lo que las mujeres (no) quieren”, la app de citas ha celebrado un evento en el espacio Juno House Club en Barcelona, el primer club social sólo para mujeres. La mesa redonda estuvo moderada por la periodista Cristina Pampín, que estuvo acompañada por la actriz española Ana Milán, las influencers Devermut y la especialista en psicología emocional y portavoz del estudio, Raquel Mascaraque

Romanticismo 2.0 

El estudio de Bumble muestra que nos encontramos ante una sociedad influenciada por el tipo de relaciones que se muestran en las redes sociales y el romanticismo de las películas de Hollywood, lo que ha creado un pensamiento idílico sobre las mismas: para 3 de cada 4 (76%) españoles, el romanticismo es una parte crucial de una relación. Si bien es cierto que para la inmensa mayoría (66%) los ideales románticos tradicionales están anticuados y necesitan urgentemente una actualización. Esto lo afirman, especialmente, las mujeres y la Generación Z, según el informe. En este sentido, Mascaraque afirmaba que para ella “el romanticismo es la pasión y el deseo de salir de la rutina, es decir, la escucha activa”, mientras Ana Milán recordaba cómo su abuela le decía que “el secreto no está en hacerte la dura o no, sino en saber manejar nuestros tiempos”.

Hardballing 

Se trata de una tendencia creciente que consiste en ser muy claro con las potenciales parejas sobre lo que se busca en una relación. El hardballing es muy real, sobre todo, para los Millennials españoles: casi 3 de cada 4 (79%) de ellos dicen tener una idea muy clara de lo que buscan. Sin embargo, más de 1 de cada 4 (28%) de la Generación Z está adoptando el enfoque opuesto, centrándose más en la exploración y rechazando un enfoque prescriptivo de las citas. Respecto a esto, Marta, integrante de Devermut, afirmaba que “en el momento en el que las relaciones duran cada vez menos, nos encontramos ante un ritual de citas en el que presentamos la mejor versión de nosotros mismos y la otra persona debe descubrir como somos realmente”. Las invitadas llamaban a esta tendencia “El postureo de las relaciones”. A lo que Ana Milán añadió “mis mejores relaciones han sido cuando no he seguido ningún tipo de estrategia. Cuando las he utilizado, siempre se han ido al garete. Yo he llegado a mandar mensajes en modo avión para que no me vean en línea".

Green Flags & Red Flags

Por encima de todo, los hombres y las mujeres solteros valoran los mismos tres rasgos: el sentido del humor (73%), la atracción sexual (63%) y los valores compartidos (60%). Parece que, a pesar de las diferentes expectativas y códigos de comportamiento, tanto los hombres como las mujeres buscan lo mismo. Pero, ¿somos sinceros al respecto sobre lo que somos y queremos? Marta, de Devermut, afirma que “Con la edad y la experiencia, vamos aprendiendo a descartar cosas. Tienes más claro cuáles son tus red flags y lo que no buscas en una relación”. En este sentido, mientras Sara, de Devermut, dejaba claro que para ella su red flag principal es “no fluir con el día a día y tener demasiadas preocupaciones planificando el futuro”, para Ana Milán, una gran green flag es “una buena conversación y que tenga sentido del humor. Para mi esto sinónimo de inteligencia y hay pocas cosas más eróticas que una carcajada compartida.”

La nueva era del sexo.

Cuando se trata de sexo, el tabú está cambiando, pero la presión sigue siendo tangible. El estudio indica que el sexo continúa siendo uno de los ámbitos más desafiantes, con muchas normas sobre lo que se debe y no se debe hacer. A pesar de ello, las actitudes están cambiando, ya que más de 2 de cada 3 (69%) españoles afirman que el sexo ha dejado de ser un tema tabú, incluso al principio, cuando se está conociendo a alguien. Sin embargo, sigue habiendo mucha presión social y se teme que se juzgue a las mujeres españolas, ya que sólo 1 de cada 3 (37%) afirma que puede hablar abiertamente de sus necesidades y preferencias sexuales. Para Ana Milán hablar o no de sexo “se trata de un tema educacional” pero también opina que, tener “sexo en la primera cita, jamás. No me quiero perder nada de los inicios, como la emoción del primer beso”. La actriz también opina que “con la edad las citas son más interesantes y el sexo es mucho mejor”. Además, las invitadas coincidían en lo que añadía la actriz española y es que “estamos haciendo algo grandioso: hemos dejado de señalarnos unas a otras” y no solo en torno al sexo. Para Sara, de Devermut, “los ‘nuevos juguetes sexuales femeninos’ han marcado un antes y un después en las mujeres -afirmaba entre risas de sus compañeras-, la base de la relación ya no está en el otro, está en ponerte en el centro y sentirte bien contigo misma”.


 
Grupo Control