¿Qué son los NFT de los que todo el mundo habla?

¿Qué son los NFT de los que todo el mundo habla?
Martes, 01 de junio 2021

Los NFT pueden ser considerados la versión digital -y, por tanto, intangible- de las colecciones de arte o sellos a las que se les asigna un valor determinado. Pero, ¿sabías que los valores digitales tienen un efecto medioambiental debido a la cantidad de energía necesaria para su gestión? ¿Y que hace poco se llegó a pagar 1,6 millones de euros por un píxel?

Todos los que se mueven por el mundo digital han visto el acrónimo NFT, las iniciales de Non Fungible Tokens. Con “no fungibles” se hace referencia a que no se pueden consumir. Entendiendo lo que son los tokens, todo se aclara: son un activo digital que se usa para representar la propiedad de otro objeto o bien al que le confiere un determinado valor. El auge de las criptomonedas es un ejemplo del crecimiento del valor asignado a los intangibles digitales y, a la par, el ‘blockchain’ demuestra cómo se puede usar el mismo ecosistema para darle soporte y fiabilidad. De hecho, la adquisición de estos tokens queda registrada y almacenada en la cadena de bloques, lo que convierte al NFT en una especie de certificado de propiedad. Actualmente, se usan como un resguardo de la propiedad de bienes dentro del mercado de arte digital (obras digitales, incluso GIFs o memes), pero es probable que su uso termine extendiéndose a otros ámbitos, incluso el marketing, por lo que es necesario conocer también las polémicas que se ciernen a su alrededor.

Por un lado, está el hecho de asignarle valor material a un intangible, valor para muchos arbitrario, ya que se define por lo que puedan llegar a pagar por él. Ya sabemos lo fácil que es generar burbujas, sobre todo en internet. Por ejemplo, hace poco se vendió un píxel por casi 1,6 millones de euros, haciendo la equivalencia en criptomonedas. Son muchos los que temen las iniciativas que ya han surgido de algunos youtubers lanzando sus propios NFT y se preguntan cómo influirá en sus seguidores, menores de edad en muchos casos, que probablemente no sepan ni qué están comprando; se ha llegado a hablar incluso de “estafa piramidal”. Por otro lado está el efecto medioambiental vinculado a la gestión de valores digitales, ya que la energía necesaria para conseguirlo ya supera el gasto eléctrico de países como Dinamarca, con la consecuente huella de carbono que ello implica. Muchas de las iniciativas asociadas a los NFT han tenido que suspenderse por la polémica generada alrededor, pero es indudable que vivimos en una transformación del panorama económico global que tiene su escenario en el terreno digital, así que estaremos pendientes de todas las novedades que se van dando en esta dirección.


Agripina agosto 2021
CX Congress 2021
 
Grupo Control