STAND UP Contra el Acoso Callejero
 

Consejos para que no te tomen el pelo este Black Friday

Consejos para que no te tomen el pelo este Black Friday
Viernes, 29 de noviembre 2019

Son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de aprovechar una ganga durante el Black Friday: desde las demoras en las entregas de artículos adquiridos fuera de España o las dificultades para su reclamación hasta el derecho de desistimiento en las compras online.

reclamador.es, plataforma legal online de defensa de los consumidores, da a conocer los derechos más desconocidos de todos aquellos que quieren aprovecharse de los descuentos de los comercios por el Black Friday, también si compran en una página web que no tiene sede en España o la Unión Europea.

1. Misma garantía legal.

Los productos comprados en el Black Friday tienen la misma garantía legal que los productos adquiridos fuera de este periodo de descuentos. El precio rebajado de un producto no supone una menor protección para el consumidor. La garantía legal de un artículo comprado durante el Black Friday o el Cyber Monday debe ser idéntico a la garantía con la que cuenta cualquier artículo nuevo comprado fuera de este mismo periodo. Es decir, dos años. 

En cuanto a quién exigir el cumplimiento de esa garantía, el consumidor debe dirigirse al establecimiento que vendió el artículo, salvo que fuera imposible dirigirse a éste, en cuyo caso se tendría que solicitar a la propia marca. 

2. Derecho de desistimiento en una compra online.

El Black Friday triunfa entre los compradores online. En estos casos de compras a distancia, el consumidor tiene la posibilidad de ejercer su derecho de desistimiento. Esto es, el equivalente a la devolución del artículo en una tienda física.

El plazo para ejercer este derecho es de 14 días naturales, desde la recepción por el consumidor de la compra adquirida a distancia. En este sentido, señala reclamador.es, el vendedor tendrá la obligación de ingresarle nuevamente el coste del artículo adquirido en su establecimiento online al consumidor que haga uso de su derecho de desistimiento.  

3. Las compras en establecimientos físicos se podrán devolver si tienen un defecto de fábrica.

En las compras en establecimientos físicos, el consumidor tiene, por ley, derecho a efectuar la devolución de la compra en caso, únicamente, de que ésta presente un defecto de fábrica. 

Si la devolución del artículo adquirido por el consumidor en el Black Friday se quiere devolver por otro motivo, hay que estudiar la política comercial de cada comercio particularmente, pues se considera una cortesía comercial. Y, en estos casos, la tienda no está obligada a aceptar cambios o devoluciones, salvo que se trata de una devolución o cambio por fallo de fábrica del producto.

4. Los artículos ofertados no pueden ser defectuosos ni de menor calidad.

La plataforma legal online de defensa de los consumidores recalca la importancia de diferenciar un producto ofertado por encontrarse defectuoso de uno que ha disminuido su importe con motivo de un descuento concreto por el Black Friday. En definitiva, los productos puestos a la venta en el Black Friday deben estar en perfecto estado y cumplir con los estándares fijados de calidad.

5. Lo barato puede salir caro si las compras se realizan en una empresa sin sede en España o la Unión Europea.

Los precios asequibles, y más con descuentos, es uno de los principales motivos que llevan a los consumidores a comprar en web de China o EEUU. Antes de adquirir cualquier producto en una web sin sede en España o la Unión Europea, reclamador.es, señala que se debe valorar si compensa ese precio bajo con los problemas futuros a los que se puede enfrentar el consumidor.

Los inconvenientes del comercio electrónico en adquisiciones en páginas fuera de la UE o España no incluyen solo el tiempo que pueden tardar en llegar los artículos, ante cualquier problema, la reclamación debe realizarse a los organismos designados por ese país, o iniciar la vía judicial en dicho territorio. Así, parece lógico pensar, explica la plataforma legal online de defensa de los consumidores, que la reclamación es mucho más lenta y difícil.

6. Reclamaciones por compras en el Black Friday en empresas con sede en España o la Unión Europea.

Si la compra online en establecimientos con sede en España, lo aconsejable para reclamar cualquier problema es, en primer lugar, enviar un escrito a la dirección que debe aparecer obligatoriamente en la web. Si esa respuesta no se produce o la misma no convence, el consumidor puede dirigir la reclamación al Organismo de Consumo correspondiente.

Cuando la compra online se realiza en una empresa con sede en un país miembro de la Unión Europea, los usuarios pueden reclamar en la plataforma ODR del Centro Europeo del Consumidor.

Hay que tener en cuenta que estos dos organismos son voluntarios para empresa y consumidor, por lo que, si la empresa no se quiere acoger a este tipo de resolución del conflicto, habrá que acudir a otras vías para reclamarlo.

En cuanto a la vía judicial para defender los derechos de los consumidores en el Black Friday, dependiendo del problema y siempre que se trate de una empresa con sede en España, también podría hacerse uso de esta vía para solventar el problema.

7. En todos los casos es fundamental el ticket o recibo de compra.

El consumidor tiene derecho a recibir el ticket o factura de su compra. En este sentido, el vendedor no puede negarse a expedir alguno de estos documentos, ni siquiera en el Black Friday, pues son fundamentales para poder llevar a cabo posibles reclamaciones o hacer valer la garantía del producto adquirido.


Grupo Control