Onlineprinters mayo 2016
 

Robinsones 2.0

Martes, 06 de septiembre 2011

"Este verano decidí, por segunda vez en mi vida, leer a Daniel Defoe en su maravilloso Robinson Crusoe", Marta Rodríguez

¡Cómo cambia un libro en épocas diferentes de la vida!. Parece que el libro evoluciona contigo, cambia, se transforma y te muestra los mensajes que se adaptan al momento en que lo estás disfrutando. Esa es la sensación que he tenido este verano con el gran Robinson.

 

El mercado español parecía que cerraba por vacaciones, todos estábamos deseando, más que nunca, salir unos días del vertiginoso no vivir que hemos tenido durante el año. En ese momento Robinson, pese a los consejos de su padre, decidía escapar para navegar y ver mundo: corría por sus venas. La bolsa caía las primeras semanas de agosto, y mientras tanto, Robinson daba las gracias por haber sobrevivido a la tormenta y haber podido llegar con vida a la isla.

 

Cuando día a día se seguía el valor en bolsa, cuando muchos abríamos los ojos viendo los valores del mercado de algunas empresas, Robinson planificaba, ajeno a lo que pasaba en el continente, cómo poder alimentarse, dónde dormir y cómo sobrevivir a la época de lluvias. Poco a poco, nos íbamos acostumbrando a ver cómo seguían bajando los valores en bolsa, leíamos cómo se había ido de Apple Steve Jobs, nos llovían comentarios de la frenética actividad de los primeros meses de vida de Google+, la variación en la actividad de Facebook, la compra de Motorola por Google…. Y mientras tanto, Robinson había encontrado la manera de vivir tranquilo, durante más de 25 años en esa isla, sin nadie con quien hablar, sin otra cosa por la que preocuparse que por la de mantener su casa con alimento y disfrutar de su situación, sabiendo que siempre podía haber sido mucho peor (como de hecho lo fue más tarde).

 

Me preguntaba, en mi pequeño paraíso de vacaciones, hasta qué punto podía convertirme en una Robinson 2.0 cuando parece que siempre en breves días los acontecimientos parecen multiplicarse… y cuando sabemos que este es el siglo de la “atención” (como dijo una vez Rodolfo Carpintier (@rcarpintier)  “Este es el siglo de la Atención: de intentar captarla y que dure más tiempo”  y,  por lo tanto, parece que todos estamos luchando día a día por intentar mantener esa atención…

 

Y digo yo, ahora, en la piel de Robinson 2.0: ¿para qué? Empiezo el cole con la voluntad de cumplir mis sueños, o por lo menos, embarcar para conseguirlos y disfrutar del camino. Empiezo el cole con la absoluta voluntad de que todo mi mundo 2.0 sirva para contribuir a disfrutar más en mi isla desierta, a ser feliz, a quererla, cuidarla y aprender de ella. Empiezo el curso con la intención de adaptarme a los cambios tan rápidos que se vayan produciendo, pero intentando mantener mi ritmo en mi isla, para que no me lleve la corriente del vértigo.  Empiezo el cole con la intención de crear con mis propias manos, con mi materia gris, situaciones de negocio con las que me divierta, salga adelante y ayude a los demás a salir adelante, a salir de la isla y llegar al continente llena de experiencias, vivencias y muy serena.

 

Qué maravilloso sería poder mantener el espíritu Robinson 2.0…pese a Jobs, Motorola, la bolsa y las tormentas que hay en la economía. ¿Te apuntas?

 

Marta Rodríguez

Directora general de Mediaprism


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing