Exponential septiembre 2016
Medialabs Gif
 

El correo electrónico tiene sus días contados

El correo electrónico tiene sus días contados
Martes, 23 de agosto 2016

Las redes sociales corporativas se están convirtiendo en la piedra angular de la comunicación, el talento y la colaboración en el entorno laboral. Tanto es así que directivos y empleados ya están preparados para decir adiós al correo electrónico.

Muchas personas ya afirman que hay mejores maneras de comunicarse y mucho más rápidas que el email. De hecho, expertos en la materia anunciaron hace unos meses que el correo electrónico está prácticamente en las últimas, que es una pérdida de tiempo y, en consecuencia, de productividad.

Los directivos y los empleados más jóvenes han sido los que han empezado a despedirse del email en el trabajo y comenzado a sustituirlo por las redes sociales como herramienta de gestión, comunicación y colaboración en el entorno laboral. Los resultados del análisis llevado a cabo por la compañía Social Shared, pionera en optimización y gestión de proyectos para el entorno empresarial, revelan que existe una clara transformación en la forma de trabajar y en la optimización de ésta, y explica que muchas empresas ya consideran las redes sociales corporativas como la nueva piedra angular de la comunicación, la colaboración y el talento.

“La forma de relacionarnos y comunicarnos en nuestro día a día ha cambiado”, asevera José Luis Sánchez, Cofundador y CEO de Social Shared, quien comenta que “lograr sentido de pertenencia y favorecer el clima laboral permite generar y compartir conocimiento y ayudarse mutuamente entre trabajadores, además de estimular sinergias y captar talento”.

Productividad y retorno de la inversión

El uso de esta nueva forma de comunicación favorece los resultados económicos de la compañía, aumentando la productividad de los empleados y la rentabilidad empresarial. Dichas redes sociales logran que se construyan equipos de trabajo muy productivos y participativos, logrando agilizar la gestión de los distintos proyectos y tareas de la empresa.

Tal y como señalan desde Social Shared, el retorno de la inversión en una red social corporativa es elevado y los resultados se dejan ver de inmediato. “Se agilizan los proyectos y la comunicación, y la participación del cliente en la plataforma hace que la respuesta a sus necesidades y sugerencias sea inmediata”, explica Sánchez. El coste de implantación de estas redes es reducido y su uso, intuitivo.


Postgrado SEO julio 2016 pie

Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing