Onlineprinters mayo 2016
 

¿Ha muerto la economía colaborativa?

¿Ha muerto la economía colaborativa?
Jueves, 26 de mayo 2016

Con la legislación como asignatura pendiente, la economía colaborativa tiene mucho futuro por delante si sabe definir su modelo de negocio para que nadie se sienta amenazado. Así lo explican expertos convocados a un debate por la escuela Foxize.

La escuela de negocios Foxize ha querido llegar al fondo de la cuestión organizando un debate sobre el futuro de la Economía Colaborativa con cuatro expertos de distintos sectores –privado, público y social–: Mar Alarcón, fundadora y CEO de Social Car; Albert Cañigueral, referente en el mundo del Consumo Colaborativo y fundador del blog del mismo nombre; Gemma Domènech, Asesora en Regulación de las TIC en el Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació de la Generalitat de Catalunya; y Ángel Mesado, Responsable de Asuntos Públicos de Airbnb para España y Portugal.

Después de hora y media de debate, fueron muchas las ideas y reflexiones que demuestran que la Economía Colaborativa tiene todavía mucho recorrido por delante, aunque sí que es verdad que algunas cosas han cambiado desde aquella idea con la que se presentó, la de Rachel Bostman de "compartir un taladro en vez de comprarlo para usarlo solo tres veces en la vida".

Las claves de la “nueva” Economía Colaborativa

- La Economía Colaborativa es cuando un particular comparte a través de una comunidad un producto ocioso.

- El concepto global que teníamos de Economía Colaborativa se ha acabado. Lo que hay que hacer ahora es trabajar en el desarrollo de un nuevo concepto para cada sector.

- Se ha producido un cambio de modelo productivo.

- Es un error equiparar una empresa a un particular, aunque el servicio sea el mismo.

- La falta de claridad sobre la Economía Colaborativa genera mucho ruido, y esto confunde. Parece que empresas como Airbnb o Social Car no cumplen las normativas, pero sí lo hacen. La clave está en una regulación clara, transparente y sectorial.

Los retos de la “nueva” Economía Colaborativa

- Según los expertos, hay que seguir evangelizando lo bueno que aporta a la sociedad. Todavía queda mucho por hacer y por crecer. Hay que explicar que las plataformas no pretenden sustituir los sectores tradicionales, sino complementarlos.

- La Economía Colaborativa está en la adolescencia, ahora cuesta tratarla más. Tiene sus días buenos y sus días malos. Lo que hay que hacer es quitar los dogmatismos que se han impuesto y trabajar con los datos que aporta.

- El gran reto es definir en cada uno de los sectores de negocio el papel del agente productor, es decir, conceptualizar cada actividad.

La legislación: el tema central

- El objetivo de la Generalitat de Catalunya es crear en un año un informe/guía que describa los impactos de la Economía Colaborativa”.

- Ahora hay un estado de ebullición intelectual alrededor de la Economía Colaborativa, hay que aprovecharlo para definir bien el papel de esta actividad en cada sector de actividad, y en cuanto a los usuarios.

- No se puede hacer una ley común para toda la Economía Colaborativa, sería un refrito de cosas sin sentido porque agrupa demasiadas actividades económicas. Lo que hay que regular y conceptualizar es al agente productor, cuando es un asalariado trabajando en Economía Colaborativa y cuándo la utiliza como un recurso adicional.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing