Digitas LBi
 

La publicidad sobre Vídeo bajo Demanda funciona

Martes, 10 de febrero 2004

Según un estudio realizado en Estados Unidos

La publicidad bajo demanda funciona, y ya existen datos que avalan su éxito como alternativa a la publicidad tradicional. Un estudio realizado en San Diego, Estados Unidos, por el canal de publicidad bajo demanda FreeZone al principio y durante la emisión de los anuncios de empresas como Coca Cola, Kraft y Volvo, ha demostrado el éxito de la nueva fórmula de publicidad bajo demanda y sus posibilidades de cara a usuarios y anunciantes.

La prueba realizada por el primer canal de publicidad bajo demanda, desarrollado por el operador norteamericano Cox Communications en colaboración con Concurrent, especializado en desarrollos de Vídeo bajo Demanda, demuestra que durante el primer año de funcionamiento de la cadena se sirvieron más de dos millones de piezas de contenido con elementos publicitarios a cerca del 50% de los suscriptores a servicios de Vídeo bajo Demanda. Además, el usuario medio  visualizó en torno a 25,5 minutos de contenidos con publicidad a la semana. 

Otro dato relevante que se ha reflejado en este estudio es el relativo al nivel de eficacia de este nuevo tipo de publicidad respecto a otros modelos más tradicionales. Así, los anunciantes que apostaron por insertar sus propuestas publicitarias en FreeZone alcanzaron unos índices de eficacia del 4,4%, unos resultados que duplican el alcance de otras herramientas de marketing como, por ejemplo, los mailing directos. Según algunos expertos de la industria publicitaria, las razones de este elevado nivel de efectividad podría radicar en que por primera vez es el usuario el que decide cuáles son los anuncios que le interesa visualizar, y por lo tanto las audiencias que reciben los contenidos publicitarios son las realmente idóneas para ellos.

Alberto Villar, director general de Concurrent Computer Hispania, afirma que "el vídeo bajo demanda permite a los anunciantes una libertad creativa que no ofrecen otros soportes. Se rompe con los estándares del anuncio convencional, por lo que es posible ofrecer tanta información y diseño como se desee".

En su opinión, "el éxito de la fórmula utilizada en FreeZone de Cox Communications radica en que la medición de audiencias no depende de su peso relativo sobre las otras emisiones televisivas, como ocurre con las mediciones de la TV convencional. En el caso de la publicidad bajo demanda, se mide el número de usuarios que han decidido ver un anuncio, que cantidad de emisión ha merecido su atención y cuál es su zona de residencia, y es posible saber si un anuncio funciona o no, o si ha interesado o no".


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing