Onlineprinters mayo 2016
 

Las series nacionales cautivan a la audiencia

Jueves, 16 de diciembre 2004

No hay duda de que las series españolas viven una auténtica edad de oro en lo que a resultados de audiencia se refiere. Tanto la lista de programas como la de emisiones más vistas de esta temporada y de la pasada se hallan copadas de estas producciones, capaces de concentrar aforos superiores a cinco millones de espectadores. Tan sólo los partidos de fútbol de altos vuelos y con títulos importantes en juego, Gran Hermano -con una gala de expulsión- o especiales como el Festival Eurovisión Junior logran semejantes niveles de seguimiento. Las emisiones más vistas de la temporada De los diez programas más vistos la temporada pasada nada menos que nueve eran series, ocho de ellas de producción española. Esta temporada la situación es similar: de los diez programas con más seguidores ocho son series, siete de factura nacional.

No obstante, no sólo con ser una apuesta de ficción se tiene ganado el favor de la audiencia. Así, dos de las más esperadas y promocionadas novedades de la temporada en este terreno, Los 80 y El inquilino, no han terminado de cuajar. Telecinco acabó por retirar Los 80 (22,1% de share y 8,5% de rating) por no cumplir las expectativas aunque con la promesa de reubicarla después de introducir cambios. El inquilino, tras un estreno prometedor, se despidió precipitadamente de Antena 3 el domingo 28 de noviembre con una media de 20,6% de share y 8,2% de rating que hace improbable su vuelta. Pero la excepción hace la regla y la realidad es que las series viven una época de bonanza. La masiva aceptación de las ficciones y su eficaz penetración en targets como el de adolescentes así como la aportación marginal de público infantil las convierten en soportes publicitarios de primer orden tanto para spots tradicionales como para patrocinios u otras fórmulas no convencionales. Además, el marcado perfil familiar de estas producciones logra notables cuotas de pantalla en todos los sectores de público. Todos estos factores han provocado que las series de factura nacional se hayan convertido en las máximas protagonistas del prime time, su principal franja de asiento. La temporada pasada hubo más de diez series españolas de prime time en antena y casi todas con un share superior al 22%. Este curso se contabilizan unas nueve y tan sólo El inquilino no supera el 22% de cuota. Las series más populares de la temporada.

La comedia de Antena 3 Aquí no hay quien viva es sin duda el mayor exponente de esta nueva edad de oro de la ficción. Su capítulo “Érase un famoso”, emitido el 24 de noviembre de 2004, superó los ocho millones de espectadores (8.123.000 y 41,8% de share) rozando así el récord de espectadores de Los Serrano (8.191.000) y acercándose al espectacular seguimiento de Médico de familia en su despedida hace cinco años (8.484.000). De la productora de José Luis Moreno y con un humor ácido de raíces populares, Aquí no hay quien viva se convirtió en la serie revelación de la temporada pasada, cuando se alzó como el programa más visto de Antena 3 y su serie más popular desde la emblemática Farmacia de guardia. La ficción vecinal encabeza el ránking de programas con más seguidores del curso actual con una media de casi 7,5 millones de aficionados. Presenta un perfil marcadamente infantil y juvenil (4 a 24 años) y el mayor índice de fidelidad de las series analizadas (50.1%) gracias a su reducido porcentaje de ocupación publicitaria, que no llega al 20%. El Comisario también vive tiempos de oro. Superviviente de una época prolífica en series profesionales en la que despuntaron Periodistas y Policías, asiste a una de sus mejores temporadas y consigue instalarse como el segundo programa más visto de la temporada y el más seguido de su cadena. Basa su público en los espectadores de 13 a 44 años. Por su parte, Ana y los 7 afronta con éxito la que será su última temporada en antena. La serie de Ana Obregón, basada en la clásica idea de Sonrisas y lágrimas, arrasa entre los niños (4 a 12 años) y el público más adulto (mayores de 64) y logra alzarse como el espacio con más seguidores de TVE1 desde que comenzó el curso. Su positiva acogida suele conceder a la cadena pública el liderato del prime time de los lunes. A pesar de ser una de la series con un mayor porcentaje de ocupación de las analizadas (28.5%), presenta también uno de los mayores índices de fidelidad (42.6%). Cuéntame cómo pasó inauguró nueva temporada el pasado jueves 25 de noviembre enfrentándose al que ya era su rival habitual otras campañas: Gran Hermano. Consiguió sortear el poderío del reality con el apoyo de 5.388.000 espectadores, un 29,3% de los que estaban frente al televisor. Su afán por recuperar los años de la transición ha encontrado el aplauso unánime de crítica y público y, tras un giro al dramatismo, vuelve dispuesta a recuperar el espíritu de comedia de sus inicios. 7 vidas celebra su veteranía más fuerte que nunca. Goza del honor de ser la serie más veterana de la televisión (se estrenó el 17 de enero de 1999), un medio donde cada vez es más difícil mantenerse, y todo pese a sus continuos cambios de reparto. Se ha convertido en la serie de referencia de las noches dominicales, que antes estaban consagradas al cine. Incluso sus capítulos repetidos, emitidos a continuación de los nuevos, superan el 25% de share y se cuelan en el ránking de los diez programas más vistos. Su humor al más puro estilo estadounidense encuentra sus mayores seguidores entre los espectadores de 13 a 44 años y de clase alta-media alta. Hospital Central no lo tiene nada fácil esta temporada, pues su contendiente es nada menos que la popular Aquí no hay quien viva. Sin embargo, logra mantener el tipo con dignidad. La acción, los efectos especiales y los dramas personales de la serie hospitalaria siguen cautivando a buena parte de la audiencia: algo más de 4,5 millones de espectadores. Los de 25 a 44 años son su mayor filón.

Mis adorables vecinos constituyó otra de las revelaciones de Antena 3 la temporada pasada, cuando logró plantar cara a la mismísima 7 vidas en las noches dominicales. Sin embargo, este curso no ha logrado brillar con tanta intensidad. Su enfrentamiento con Gran Hermano ha mermado notablemente su legión de seguidores y, con la reincorporación de Cuéntame cómo pasó, Antena 3 ha acabado por desplazarla de nuevo al domingo. Presenta un perfil marcadamente infantil y juvenil. Por otro lado, ya preparan su vuelta Los Serrano, que logró ser el programa más visto del curso pasado, y Un paso adelante, que hace las delicias de los más jóvenes con su combinación de música, baile y enredos amorosos.

Las series nacionales cautivan a la audiencia

Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing