Digitas LBi
 

Wearables, la palabra del 2015

Wearables, la palabra del 2015
Martes, 17 de marzo 2015

"Y si no, ¡desmiéntemelo!". Así arranca su firma del mes Enrique Díaz Palancar, director general de Linkmakers del Grupo Zertem. Y es que los wearables han pasado de ser parte del atrezo del cine de ciencia ficción a una promesa real de un futuro inmediato.

A comienzos de este año se celebró en Las Vegas el CES, la feria de tecnología y electrónica más importante del año, en la que la sexta parte de todos los productos expuestos eran “wearables”. Sin duda, ya no se trata de una moda: es una realidad y la industria considera que estos dispositivos están aquí para quedarse, si bien a día de hoy los datos nos dicen que su nivel de penetración está todavía muy por debajo de lo que esta feria nos adelanta. Sólo el 10% de adultos usuarios de Internet poseen un SmartWatch; el 7% una pulsera inteligente… Y estos índices son a nivel global. Para España, aunque no hay datos “oficiales”, se estima que menos del 4% cuentan con Smartwatch o pulsera inteligente (si consideramos también las cámaras inteligentes dentro de esta categoría, como hacen muchos, obviamente este porcentaje es bastante más alto).  

Pero, ¿es una realidad para todos? Por el momento, no. Si analizamos cuál es el perfil del usuario de esta tipología de productos, al menos ahora, nos encontramos con dos tipos de consumidores. El primer y principal perfil, según el estudio realizado por GWI, muestra que los mayores compradores de “wearables” son los usuarios que ya poseen un portátil: 4 de cada 10 propietarios. Al mismo tiempo, aquellos que cuentan con un SmartWatch son más proclives a tener una pulsera inteligente: 5 de cada 10. Por tanto, la primera conclusión es que son los internautas más activos quienes compran los diferentes “wearables”. El segundo perfil lo forman los fanáticos del fitness y la salud, que son más propensos que la media a poseer un SmartWatch o pulsera inteligente.

Estos datos se ven reforzados por el estudio realizado por Samsung en España, que señala que el 27% de las ventas están asociados a “wearables” de fitness y a actividades deportivas; un 25% de las ventas a dispositivos que contribuyen al bienestar y al cuidado de la salud, y el 20% a cámaras inteligentes y smartwatches.

Pero si el primer perfil, el de los grandes usuarios de Internet, es el más relevante (como indican tanto el estudio de GWI como el de Samsung), y nos encontramos en un país en donde  7 de cada 10 individuos utiliza habitualmente Internet, y el 66% posee y accede a través de smartphones, el potencial de crecimiento es evidente.

¿Y a nivel publicitario? Bueno, puede que en  2016 y adelántelos años sucesivos podamos aprovechar estos dispositivos para casi todas las categorías o sectores de mercado. Pero lo que está claro es que si este año tu marca se encuentra dentro del sector salud y bienestar deberías estar pensando ya en crear una aplicación o aprovecharte de alguna de las existentes… O, mejor aún, activar un DMP que permita recoger la información generada por estos dispositivos y utilizarlo en modelos de compra programática que digan algo del estilo: “señor, su smartwatch le indica que su frecuencia cardiaca es excesivamente alta y muy reactiva al esfuerzo, ¿no es hora de que piense en un seguro de salud?”.

¡Feliz mes a todos!

Enrique Díaz Palancar, director general de Linkmakers del Grupo Zertem


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing