Amazon Bedroom
 

Cómo redactar textos de producto para mejorar la conversión

Cómo redactar textos de producto para mejorar la conversión
Viernes, 05 de febrero 2021

El comercio digital es una gran fuente de oportunidades, pero la competencia es tremenda. Eso obliga a exprimir al máximo todos los recursos para darse a conocer y abrirse camino entre los buscadores. Son las llamadas estrategias SEO para posicionar, que ayudan a mejorar la visibilidad en Google y en otros motores de búsqueda.

Uno de los vértices más importantes de cara al posicionamiento es la descripción de los productos que se pretenden comercializar. Las descripciones no solo ofrecen información a los usuarios sobre los artículos a la venta, también sirven para dotar de contenidos a la web y eso contribuye a posicionar.  Es una labor que requiere profesionalidad, por eso la recomendación es contactar con alguna agencia de marketing online de Barcelona o Madrid, ciudades con una reconocida trayectoria en el ámbito de la publicidad. Un texto de producto optimizado es garantía de éxito y va a mejorar la conversión; es el primer paso para que el visitante de un comercio digital se convierta en cliente.

Descripciones exitosas, ¿cómo son?

Para saber cómo redactar fichas de productos hay que recurrir a especialistas en SEO, ya sea un consultor autónomo o una agencia SEO en Barcelona, Madrid u otra ciudad. Son estrategas en el posicionamiento, que juegan con elementos como palabras clave, especificaciones y llamadas a la acción.

  • Palabras clave

Las descripciones deben contener las palabras clave más adecuadas para dar conocer el producto. Son los términos que va a utilizar el internauta en sus búsquedas y que han de llevarle hasta la ficha del producto. Todas estas palabras deben estar integradas en el inicio de la descripción.

Junto a las keywords esenciales, conviene utilizar otras palabras clave más específicas, que van a permitir concretar y definir mejor al producto.

  • Respuesta a preguntas básicas

Al margen del uso de palabras clave, es necesario trabajar a fondo la redacción para dar respuesta a preguntas básicas sobre el producto: ¿qué es?, ¿para qué sirve?, ¿cómo y cuándo se usa?, ¿qué beneficios proporciona?, ¿para quién está pensado?... Son explicaciones fundamentales que aportan información sobre el producto y deben estar redactadas con un tono formal.

  • Especificaciones y detalles técnicos

Una vez descrito el producto, lleva el momento de entrar en los detalles técnicos. En función del artículo, las especificaciones tendrán mayor o menor peso, pero siempre son relevantes. Por ejemplo, si vendemos aparatos electrodomésticos, habrá que dejar muy claros datos como la potencia, el consumo o las instrucciones de uso.

  • Llamadas a la acción

En marketing digital, las llamadas a la acción son recursos que incitan al usuario a decantarse definitivamente por la compra. Es el momento de introducir elementos como “llama ya”, “contacta”, “regístrate”, “haz clic aquí” o "dale al me gusta”, entre muchos otros. Es importante crear llamadas a la acción atractivas, que inciten realmente a interaccionar con la página. 

  • Mencionar servicios añadidos

Otros elementos que multiplican el potencial de las descripciones pueden ser los servicios añadidos, como “entrega en 24 horas”, “atención telefónica”, “devoluciones gratuitas”, etc. Son fórmulas que ayudan a eliminar dudas, igual que la sección “opinión de los usuarios”.

Con estos argumentos, los textos de producto van a ser un auténtico trampolín hacia el éxito y eso es vital para los ecommerces que trabajan de forma autónoma, sin depender de Amazon o de otros marketplaces similares.


Grupo Control