Exponential abril 2018
 

Branded Content y publicidad nativa contra la saturación publicitaria

Branded Content y publicidad nativa contra la saturación publicitaria
Viernes, 06 de abril 2018

El modelo `push´ cada vez se consume menos porque molesta y no interesa. Por suerte las nuevas fórmulas de marketing de contenidos ya están seduciendo a anunciantes y usuarios.

Las agencias y anunciantes estamos viendo, por un lado, un papel más proactivo y crítico del ciudadano, sus nuevas actitudes de compra y consumo. Y, por otro, la digitalización y la filosofía 2.0 propia de entornos colaborativos como los medios sociales. Todo esto nos ha llevado a la búsqueda de nuevas fórmulas publicitarias para hacer llegar el mensaje a la audiencia de una manera más segmentada, eficaz y rentable.

Como consumidores, vamos poco a poco “apagando” el mundo de la publicidad tradicional. Desde los primeros banners hace más de 20 años -con una tasa de click cercana al 44%- hasta la actualidad, mucho ha cambiado. Estos forman parte de la llamada publicidad tradicional que los consumidores nos han dicho que les satura, se sienten “spameados” por mensajes poco diferenciadores. El modelo ‘push’ cada vez se consume menos porque molesta y no interesa.

Por suerte, hemos comenzado a utilizar nuevas fórmulas como el marketing de contenidos que se basa en crear y compartir contenido valioso para atraer y convertir ‘prospects’ en clientes y a los clientes en fieles compradores.

Dentro de estas fórmulas se encuentra el Branded Content, que no interrumpe al espectador mientras está consumiendo otro contenido. El objetivo ya no es anunciarse, sino relacionarse y ofrecer experiencias.Pero para que funcione necesitamos una estrategia sostenida en el tiempo: no se puede generar una campaña cada 3 meses; necesitamos constancia para conseguir una vinculación duradera.

Otra fórmula interesante es la publicidad nativa, que tiene sus propias características. Es una publicidad que imita la forma del contenido que la rodea, aparece fuera de las posiciones de anuncios tradicionales y son pagados y siempre están marcados, indicando que no son contenido editorial. En el caso de la publicidad nativa tampoco hablamos de algo nuevo. Hace más de 12 años, Google fue el pionero presentando sus primeros anuncios nativos. Como aval de lo comentado, me gustaría aportar algunos datos que se extraen del estudio reciente que elaboramos sobre contenido y publicidad Nativa en la IAB, el primero de este tipo en nuestro país. Más del 50% de los consumidores asociaban claramente estos contenidos con las marcas/productos que los promocionaban. Además, para un 35,5% de los encuestados les inspiraba más confianza, frente a los formatos tradicionales que suponían un 29%.

En cualquier caso, para hacer uso de ambos formatos con suficiente éxito, los anunciantes tendrán que reforzar sus iniciativas en la producción de contenidos. ¡El contenido sigue siendo el rey!

Por Ludi García, Directora del área digital de Ketchum (Omnicom PR Group). 


Grupo Control