Truyol octubre 2019
 

Aniversario de la primera llamada de teléfono de la historia

Aniversario de la primera llamada de teléfono de la historia
Lunes, 11 de marzo 2019

"Señor Watson, venga aquí, quiero verle". Son las palabras que pronunció Alexander Graham Bell el 10 de marzo de 1876 al realizar la primera llamada de teléfono bidireccional de la historia. El receptor fue su asistente Thomas Watson, quien se encontraba en una habitación contigua.

Devolo, la compañía alemana especialista en redes domésticas, homenajea el hito que supuso la primera llamada de teléfono de la historia repasando cómo han evolucionado sus funciones hasta ofrecer en la actualidad, por medio de Internet, un sinfín de posibilidades.

Reproducir contenido en `streaming´

En los últimos años se han popularizado los servicios de contenido multimedia en `streaming´, convirtiéndose en una forma de ocio y relajación imprescindible tras largas jornadas de trabajo. Y lo único que necesitas es un dispositivo de reproducción como el teléfono y una buena conexión a internet.

Pagos y gestión de finanzas

El inventor del teléfono ya no tendría que perder el tiempo en ir a comprar cachivaches para construir su siguiente aparato o poner en marcha una investigación. Con el propio smartphone tendría la posibilidad de hacer su pedido online, pagarlo y recibirlo a domicilio con gran celeridad. Además, podría controlar el dinero de su cuenta bancaria en todo momento, hacer transferencias siempre que necesitara pagar la concesión de una patente e invertir en sus valores preferidos de bolsa.

Encontrar pareja por Internet

La vida de un inventor es intensa y no deja tiempo libre para hacer nuevos amigos o conocer a la pareja ideal. Hoy en día, Graham Bell dispondría de un montón de aplicaciones móviles para solteros donde lucir sus mejores fotos y compartir sus últimos experimentos para llamar la atención de su pareja ideal.

Realizar apuestas en directo

En el siglo XIX no era posible apostar quién iba a ser el primero en realizar una llamada. De haber existido las casas de apuestas online y los smartphones, Graham Bell hubiera conseguido una auténtica fortuna al instante y hubiera sembrado la decepción entre los aficionados del inventor rival.

Manejar el hogar inteligente

¿Qué habría sido del pobre señor Watson si Graham Bell tuviera un hogar inteligente? Con tan solo conectar el smartphone a la red doméstica, el inventor del teléfono podría encontrar todo el soporte necesario para sus investigaciones gestionando los distintos dispositivos conectados de la casa: recibir información a través del asistente de voz, moderar la iluminación, cambiar la temperatura del estudio, ordenar la limpieza al robot aspirador e incluso pedir comida por Internet. Eso sí, para sacarle el mayor partido a la tecnología aplicada a la domótica es imprescindible contar con una conexión a Internet potente, rápida y estable.


Grupo Control