OATH 2 enero 2018
 

¿Por qué las mujeres no quieren trabajar en ciberseguridad?

¿Por qué las mujeres no quieren trabajar en ciberseguridad?
Viernes, 01 de diciembre 2017

Un tercio de las jóvenes encuestadas piensa que los profesionales de ciberseguridad son unos "geeks", lo que contribuye a que el 78% de ellas nunca haya considerado hacer carrera en ciberseguridad. Además, la terminología asociada a roles de ciberseguridad, como "hacker", tiene connotaciones negativas que no ayudan.

A principios de este año, la consultora Frost y Sullivan predijo que para el año 2022 habría un déficit de 1,8 millones de profesionales de ciberseguridad. El Global Information Security Workforce Study mostró que la situación se ve agravada por el hecho de que las mujeres representan solo el 11% de la fuerza laboral actual de ciberseguridad. Ahora, Kaspersky Lab presenta los resultados de un nuevo estudio realizado con el fin de entender por qué tan pocas mujeres eligen trabajar en el sector.

Si la industria de la ciberseguridad quiere despertar el interés profesional de más mujeres para que formen parte del sector, su imagen necesita una renovación entre los jóvenes, afirma Kaspersky Lab. El estudio ha descubierto que la terminología generalmente asociada con roles de ciberseguridad, como 'hacker', tiene connotaciones negativas y es poco probable que atraiga a las jóvenes, de las que dos de cada tres afirman que quieren seguir una carrera que les apasione.

Además, un tercio de las jóvenes piensa que los profesionales de ciberseguridad son unos "geeks" (obsesionados por la tecnología) y una cuarta parte cree que son unos "nerds" (empollones), lo que tal vez también contribuya al hecho de que el 78% nunca haya considerado hacer carrera en ciberseguridad.

Trabajando con expertos de la industria, el estudio de Kaspersky Lab ha detectado que hay un problema de percepción en las carreras de ciberseguridad, y que esto, combinado con el hecho de que las mujeres jóvenes están tomando sus decisiones profesionales a una edad muy temprana, hace que sea difícil para la industria atraer talento femenino al sector.

Stuart Madnick, profesor de Tecnologías de la Información y fundador del Consorcio Interdisciplinario del MIT para la mejora de la ciberseguridad de Infraestructuras Críticas (MIT Inter Disciplinary Consortium for Improving Critical Infrastructure Cybersecurity), comenta sobre los resultados del estudio: "Como se muestra en el informe de Kaspersky Lab, las mujeres jóvenes a menudo no son conscientes de la salida profesional, no se sienten preparadas, y no ven modelos de conducta que las motive a considerar roles de ciberseguridad. En particular, muchas personas tienen la creencia errónea de que la ciberseguridad es estrictamente un trabajo técnico que requiere fuertes habilidades de codificación. Aunque eso sea cierto para algunos trabajos, las amenazas de ciberseguridad a menudo proceden de deficiencias en la cultura y los procedimientos de una organización. Tener competencias sociales puede ser tan importante, y algunas veces incluso más, que las habilidades técnicas para marcar una diferencia en una organización”. Y concluye: "Hemos descubierto que los trabajadores a menudo buscan un trabajo que sea significativo, que tenga un impacto en algo importante y que sea divertido y atractivo. Los trabajos de ciberseguridad cumplen estos criterios. Solo necesitamos repensar y mejorar la forma en la que lo comunicamos".


Grupo Control