Exponential abril 2018
 

¿Qué pasa si infrinjo el nuevo reglamento de protección de datos?

¿Qué pasa si infrinjo el nuevo reglamento de protección de datos?
Lunes, 26 de marzo 2018

Menos de 100 días. Es el tiempo restante hasta que el GDPR sea de obligado cumplimiento. ¿Está preparada tu empresa? La probabilidad de que la respuesta sea negativa es muy alta, ya que tres de cada cinco empresas afirman no estar listas para afrontar los cambios que implica la nueva regulación de protección de datos.

No cumplir con el Reglamento Europeo de Protección de Datos puede forzar el cierre de tu empresa y quedan menos de 100 días para su entrada en vigor. Panda Security comparte con nosotros los riesgos de infringir esta nueva ley: 

1. Económicos: las autoridades tendrán la facultad de imponer multas de hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación global anual de la empresa. Evidentemente, estas multas serán dictaminadas en función de diversos factores como la naturaleza, la gravedad y la duración de la infracción (por ejemplo, cuánta gente ha sido afectada y qué daños les ha supuesto), si se debe a una negligencia, si ha habido antecedentes, etc.

Precisamente, las multas más graves serán para aquellas empresas que incumplan los principios básicos de procesamiento de datos personales, violen los derechos de los usuarios o transfieran datos personales a terceros países u organizaciones internacionales que no puedan asegurar un nivel adecuado de protección.

A las multas administrativas se suma el impacto económico añadido derivado de las reclamaciones e indemnizaciones exigidas por las personas físicas que hayan visto como se vulneran sus datos personales.

2. Reputacionales: incumplir el GDPR será motivo de escarnio público. El mayor nivel de transparencia que exige la nueva normativa y la obligatoriedad de notificar las filtraciones de datos personales podría hacer que el caso de tu empresa salte a la palestra; sin olvidar el impacto desfavorable que genera en tus clientes saber que sus datos están desprotegidos. La falta de confianza y la publicidad negativa deberían preocupar a tu empresa incluso más que las multas.

3. Comerciales: no poder demostrar que tu empresa cumple la normativa puede ocasionar pérdida de clientes y poner trabas a posibles acuerdos con otras empresas. Los clientes no estarán dispuestos a poner en riesgo sus datos personales si hay una empresa de la competencia que sí asegura los estándares de privacidad que exige el GDPR. Esto también influirá en los acuerdos comerciales: ninguna empresa querrá ser partner y compartir información de sus clientes con otra que pueda hacer peligrar la seguridad de esa información compartida.


Grupo Control