Truyol octubre 2019
 

Solana, la nueva plataforma ecommerce de Mahou San Miguel

Solana, la nueva plataforma ecommerce de Mahou San Miguel
Jueves, 06 de junio 2019

Solana, el nuevo ecommerce de Mahou San Miguel, cuenta con una oferta que va mucho más allá de la cerveza: desde productos lifestyle hasta experiencias cerveceras en los mejores locales de España, pasando por un "recomendador" personalizado.

Mahou San Miguel ha dado un paso más en su proceso de transformación digital con Solana, un canal de venta online en el que la compañía ofrecerá toda su familia de productos.

Así, las personas que accedan al portal no solo podrán adquirir la familia de cervezas más extensa de España, sino también una amplia variedad de experiencias, tales como visitas al centro de producción de Mahou San Miguel en Alovera (Guadalajara), catas, maridajes, conciertos, ferias gastronómicas, menús maridados y cursos especializados con los que ampliar y reforzar su conocimiento sobre el universo cervecero que se irán incorporando de manera progresiva.

Del mismo modo, Solana funcionará como punto de encuentro con un consumidor cada vez más experto y exigente, mejorando y guiando su experiencia y haciéndola única. Y, como elemento innovador, Solana incorporará en las próximas semanas un “recomendador” que, teniendo en cuenta los conocimientos, intereses y gustos de cada persona, será capaz de proponer la variedad de cerveza que mejor se ajuste a sus preferencias.

Brígida Solana, una emprendedora adelantada a su época

Esta plataforma toma su nombre de Brígida Solana, viuda de Casimiro Mahou, que asumió un papel protagonista en la puesta en marcha de los negocios de su marido al heredarlos tras su muerte. Brígida decidió retomar su sueño junto a sus hijos: crear una fábrica de cervezas en Madrid. Así nace la sociedad “Viuda e Hijos de Casimiro Mahou” en 1890.

Mahou San Miguel recupera ahora la figura de esta mujer adelantada a su tiempo y con un fuerte carácter emprendedor, convirtiéndola en protagonista de un proyecto empresarial tan disruptivo y rompedor como lo fue la propia puesta en marcha de la fábrica ubicada en la calle Amaniel de Madrid a finales del siglo XIX, a pesar de estar en una sociedad típicamente vinícola.


Grupo Control